Economía

Grecia, cerca de un acuerdo con acreedores, dice Tsipras tras reunión

Tras una reunión con la Comisión Europea y los ministros de Finanzas de la zona euro, Grecia se acerca a concretar un acuerdo con sus acreedores, cuyo cierre será cuestión de días, aseguró el primer ministro griego, Alexis Tsipras.
Reuters
03 junio 2015 19:46 Última actualización 03 junio 2015 19:46
Tsipras

Alexis Tsipras se reunió con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. (Reuters)

BRUSELAS.- El primer ministro Alexis Tsipras dijo que Grecia está cerca de un acuerdo con sus acreedores y que realizará un pago de deuda al FMI el viernes, tras una reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el jefe de ministros de Finanzas de la zona euro, Jeroen Dijsselbloem.

Tsipras dijo en la madrugada del jueves que Atenas está muy cerca de un acuerdo con los acreedores sobre su superávit presupuestario primario y que su cierre era cuestión de días.

Sobre el pago al Fondo Monetario Internacional, dijo: "No se preocupen por eso" e hizo notar que Grecia ha hecho pagos en el pasado y que seguirá haciéndolos.

Tsipras explicó que lo que está en discusión son "las propuestas griegas" y que las conversaciones tienen que terminar con un "punto de vista realista".


El gobierno griego, que afronta una bancarrota, ha resistido la demanda de los acreedores para que realice más recortes a las pensiones e incremente los impuestos a las ventas para generar un mayor superávit presupuestario que le permita cumplir con sus obligaciones crediticias.

En tanto, la Comisión Europea dijo que hubo avances en unas conversaciones que calificó de constructivas.

Tsipras había hecho un llamado a los acreedores para que muestren "realismo", y dijo que deseaba un acuerdo que permita a Grecia escapar de "la asfixia económica" y ponga fin a "escenarios apocalípticos", entre ellos la posibilidad de que su país sea expulsado del bloque europeo.

Funcionarios de la zona euro habían dicho que los acreedores desean que Grecia presente un superávit presupuestario primario de 1 por ciento este año, que deberá subir gradualmente hasta alcanzar el 3,5 por ciento en el 2018.

La propuesta de la zona euro contiene elementos que casi con seguridad serán difíciles de aceptar para Tsipras y su partido izquierdista Syriza, que llegó al poder en enero con la promesa de poner fin a años de austeridad en el país.

AMENAZA DE "DEFAULT"
Marginada de los mercados de bonos internacionales, Grecia no ha recibido efectivo de sus principales acreedores -el FMI, el Banco Central Europeo (BCE)y las naciones de la zona euro- desde agosto pasado y sus arcas públicas están casi vacías.

Grecia debe desembolsar al FMI un tramo de 300 millones de euros (335 millones de dólares) el 5 de junio, pero el portavoz de los legisladores de Syriza dijo el miércoles que el país incumpliría el pago si no existen prospectos de un acuerdo de asistencia a cambio de reformas con los acreedores.

"Si no hay prospecto de acuerdo para el viernes o el lunes, no sé cuándo exactamente, no podremos pagar", dijo Nikos Filis a la cadena de televisión Mega TV.

Grecia tiene pendientes otros tres pagos al FMI durante junio, entre ellos el previsto para el viernes, que totalizan mil 230 millones de euros.

En tanto, fuentes de la zona euro dijeron que los ministros de Finanzas del bloque postergaron una conferencia telefónica para discutir sobre Grecia hasta el jueves por la tarde.