Economía

Grecia buscaría una red de seguridad para salir del programa de rescate

Autoridades griegas tienen una propuesta de  nueva herramienta financiera que combina fondos sin usar de su programa existente con las ganancias que los bancos centrales de la zona euro hicieron con las carteras de bonos griegos, revelaron fuentes cercanas.
Bloomberg
21 octubre 2014 12:6 Última actualización 21 octubre 2014 12:26
Banderas

Grecia-Unión Europea. (AP)

Las autoridades griegas están tratando de convencer a los acreedores de la zona euro de que miren más allá de las redes de seguridad financieras existentes para ayudarlas a liberarse de los grilletes del rescate del país, dijeron dos personas con conocimiento del tema.

La propuesta griega vería una nueva herramienta financiera que combina fondos sin usar de su programa existente con las ganancias que los bancos centrales de la zona euro hicieron con las carteras de bonos griegos, , según las personas, que pidieron no ser identificadas porque no están autorizadas a hablar públicamente sobre el tema. Esto daría a los funcionarios griegos un plan de respaldo en caso de que tuvieran dificultades para vender bonos.

La oferta tipifica el número de equilibrismo que realiza el primer ministro Antonis Samaras cuando trata de convencer a los votantes de que Grecia está recuperando su independencia económica al tiempo que da a los inversores la seguridad de que el país más endeudado de Europa puede refinanciar su pasivo sin el salvavidas internacional que lo mantiene a flote desde 2010.


El monto de esos fondos podría llegar a los 15.000 millones de euros (US$19.200 millones) hasta fines de 2016, señaló una de las personas. Esta cifra incluye unos 11.500 millones de euros de fondos para recapitalización bancaria y unos 3.700 millones de euros de ganancias que los bancos centrales de la zona euro hicieron con los bonos griegos y que se comprometieron a devolver a Grecia.

FONDO ESPECIAL


Samaras anunció el 17 de octubre que Grecia está en negociaciones con sus acreedores internacionales por una línea de crédito preventiva que estará a su disposición en caso de que un salto en los costos de endeudamiento complicara su acceso a los mercados de bonos a partir del año que viene. Las condiciones que acompañan a la ayuda determinarán con cuánta solidez Samaras podrá argumentar ante sus votantes que la medida no constituye un nuevo rescate.

Conforme a la estructura que proponen los negociadores griegos, el Mecanismo Europeo de Estabilidad crearía un fondo especial con el dinero no utilizado de los rescates griegos existentes de 240.000 millones de euros, dinero que había sido reservado para el único propósito de mantener capitalizado el sistema bancario, dijeron las personas. Esta estructura eludiría la Línea de Crédito Preventiva Condicionada del MEE, para la cual Grecia probablemente no reuniría los requisitos, y la más estricta Línea de Crédito con Condiciones Aumentadas, que el gobierno griego quiere evitar debido a los compromisos que exige.

Animado por una mejora de las finanzas pública griegas y el regreso a los mercados de bonos tras un exilio de cuatro años, Samaras ha apostado su credibilidad política a una salida del programa de rescate este año y una flexibilización de la impopular supervisión económica del país por parte de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional. El plan fue recibido con escepticismo por los inversores, lo que provocó una liquidación de bonos del gobierno griego, que perdieron 18 por ciento en el último mes, más que cualquier otro título soberano de los que siguen los Índices World Bond de Bloomberg.