Economía

Grandes tiendas causan mortandad de abarroteros

10 febrero 2014 4:52 Última actualización 07 agosto 2013 10:19

 [Cortesía] 



 
Francisco Flores Hernández

 
QUERÉTARO, Qro.-- Debido a la expansión de las grandes cadenas comerciales, durante este año han quebrado más de 1,000 negocios relacionados con la venta de abarrotes, informó el presidente de la Asociación Estatal de Abarroteros de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco), Arturo Olmos Yáñez.

Dijo que la mayor parte de los cierres se ha dado en dos de los cuatro municipios que integran la zona metropolitana de Querétaro (ZMQ) --Querétaro y Corregidora-- y ha implicado una pérdida patrimonial por alrededor de 100 millones de pesos.

Se trata sobre todo de pequeños negocios familiares, algunos con 20 a 30 años de operación, "y es lamentable que de la noche a la mañana tengan que cerrar, porque no pueden hacer frente a la competencia que representan los centros comerciales y tiendas de conveniencia que vienen proliferando".

A estas alturas del año, el recuento es preocupante toda vez que suman ya 1,000 cierres de tiendas de abarrotes, contra 1,200 que se registraron el año pasado, por lo que de seguir la tendencia, el quebranto podría ser mayor, anticipó.

Afirmó que el 2013 ha sido un año complicado, sobre todo para el sector abarrotero; "sin embargo esperamos que el fin de año se componga, aunque sea sólo por temporada".

"Han bajado las ventas entre 30 y 40%, lo que ha llevado al cierre de negocios y algunos de ellos a optar por enlistarse en el comercio informal, otros más a buscar empleo en otras áreas distintas, pues la gente tiene que mantenerse."

Aseguró que el ambulantaje "pega duro. Nadie sabe lo que sufre el comerciante más que el que lo vive, el que está atrás del negocio, el que está viviendo el día a día por todos lados: impuestos, gasolina, seguro, luz, todo sube y el ingreso no sube".

Refirió que la situación difícil y de alta competitividad que enfrenta el gremio ocasiona que su padrón haya disminuido al grado de tener hoy en día en la zona conurbada a la capital queretana alrededor de 4,500 pequeños negocios y poco más de 1,000 mayoristas.

Antes de cada 100 negocios que se abrían, 12 cerraban en los primeros dos años de actividad, "pero hoy la mortandad ha pasado a un 50%. La mortandad le pega al más débil, al que no tiene posibilidades de acceso a esquemas como los créditos".
 
Información proporcionada por El Financiero Bajío.