Economía

Grandes proyectos serán fuerte dolor de cabeza para ejecutivos petroleros

En Davos, ejecutivos del ramo discuten problemas futuros del sector, derivados de la falta de habilidades disponibles, barreras burocráticas y desafíos geopolíticos.
Reuters
22 enero 2014 10:13 Última actualización 22 enero 2014 11:46
Gente en salón de Davos

Davos reúne a directivos petroleros./(Bloomberg)

Davos.- Los gigantes proyectos de extracción de petróleo y gas darán dolores de cabeza a los ejecutivos de la industria en los años que vienen, esto a medida que los retrasos, excesivos costos y crecientes riesgos exigen nuevas estrategias para manejarlos.

La escala y complejidad de esos proyectos está amenazando con superar la habilidad incluso de grandes compañías petroleras para controlarlos.

Los proyectos han surgido como el tema central de debate en momentos en que ejecutivos petroleros se reúnen en el Foro Económico Mundial en el centro turístico suizo de Davos esta semana.

Casi todas las grandes compañías han visto enormes retrasos y excesivos presupuestos en proyectos que van desde esquemas de gas natural licuado (GNL) sin precedentes en Australia hasta un enorme y técnicamente desafiante yacimiento petrolero en Kazajistán en el Mar Caspio.

El tema ha desplazado a la cuestión de actualidad del año pasado, la seguridad, que fue el eje central de la agenda tras el ataque a una planta de gas de BP y Statoil en Argelia en enero del 2013.

"Lo que vemos son significativos retrasos en la industria de petróleo y gas como resultado de la falta de habilidades disponibles, barreras burocráticas y desafíos geopolíticos; vemos retrasos en casi todos los grandes proyectos" dijo Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

DISCUSIONES
La mayoría de las discusiones serían moderadas por Paolo Scaroni, jefe del grupo italiano de petróleo y gas Eni, una compañía que por muchos años fue el operador líder del yacimiento Kashagan en Kazajistán, el hallazgo más grande del mundo en 30 años.

Los superlativos surgen por sí solos en el proyecto Kashagan, incluyendo el más infame exceso de costos en la última década. Su presupuesto inicial de 10 mil millones de dólares se ha disparado a estimados de cinco veces esa cantidad y más.

No muy lejos, la instalación de gas natural licuado Gorgon, que lidera Chevron en Australia se prevé que ahora cueste 54 mil millones de dólares, casi 20 mil millones de dólares más que las estimaciones iniciales. Chevron es la segunda mayor compañía petrolera controlada por inversores del mundo.