Economía

5 gráficas que explican cómo le fue a los principales commodities en 2015

Los precios de las principales materias primas llegaron a mínimos no registrados en varios años y es que la sobreoferta, elevados inventarios, las presiones del dólar por la Fed y una demanda débil influyeron en los niveles alcanzados.
Redacción
31 diciembre 2015 19:20 Última actualización 31 diciembre 2015 19:51
El desplome bursátil de “las tierras raras”

Buena parte de nuestra tecnología, desde los smartphones y los autos híbridos a los misiles balísticos, funcionan gracias a los llamados metales de tierras raras. Sin embargo, Molycorp, la minera de tierras raras más grande del mundo, acaba de declararse en quiebra. Ramy Inocencio nos explica qué son estos metales de tierras raras y por qué Molycorp no es la única compañía al borde del colapso.

Los commodities tuvieron en 2015 un año particularmente difícil que llevaron los precios a niveles no registrados en más de seis años y todo apunta que 2016 podrá continuar con su tendencia bajista.

Los precios del petróleo, los metales preciosos y los metales básicos estuvieron influidos por una sobreproducción, un aumento en los inventarios y una débil demanda de los mayores consumidores –principalmente China-; pero también fueron presionados por aspectos financieros como fueron la liquidación de posiciones por parte de los inversionistas, la fortaleza del dólar y la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed).

Pese a los esfuerzos de empresas y países para reducir los niveles de producción e inventarios para apuntalar los precios y evitar mayores caídas, los esfuerzos fueron limitados, ya que en opinión de analistas y operadores mientras no se registre una recuperación en la demanda o no se observen mayores recortes, los precios mantendrán vigente su tendencia de baja.

De hecho, otro elemento que influyó en el comportamiento de los precios y que se mantiene como un nubarrón para el siguiente año es la consolidación de la recuperación de las principales economías. En este sentido, Estados Unidos, Europa y China se mantienen en el radar de los especialistas.

Las siguientes cinco gráficas explicaran el comportamiento de los principales commoditties y que fue los que influyó en su tendencia durante 2015.

1. Petróleo


Los precios del WTI y del Brent cerraron el año a la baja. Para el barril referencial de los Estados Unidos la caída fue de 30.47 por ciento, en tanto que para el crudo británico el descenso fue de casi 35 por ciento.

Los especialistas estiman que el mercado petrolero tiene un excedente de 1.5 millones de barriles diarios, impulsado por los niveles de producción de Arabia Saudita y de la OPEP, además de que Estados Unidos volvió a colocarse entre los principales productores del mundo.

A esto hay que agregarle que los bajos precios del crudo impulsaron la acumulación de reservas de naciones consumidoras, lo que mantendrá deprimida la demanda.

2. Oro


Si bien en 2015 se registró un aumento en la demanda física de naciones de Medio Oriente y la India, esto no influyó para que los precios se recuperaran.

El metal dorado termino el año con una baja de 10.4 por ciento y registró su tercer año de baja.

Los precios de este metal fueron afectados por la expectativa del aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal, lo que limito su importancia entre los inversionistas como una inversión refugio y es que el horizonte de la inflación controlada y a la baja, los inversionistas están liquidando posiciones del metal dorado y en su lugar buscan opciones más rentables como las acciones, los bonos y las divisas.

3. Plata


En los últimos tres años la plata acumula una baja de 54 por ciento y es que al igual que el oro, los inversionistas están abandonando momentáneamente sus posiciones en este metal y están refugiándose en opciones financieras.

Las últimas noticias que apuntalaron el precio del metal blanco fue la caída de 20 por ciento en la producción de plata de los Estados Unidos, lo que se agregó a los anuncios hechos por la minera Glencore de reducir su extracción del metal.

Las expectativas para 2016 es que los precios repuntarán, pero esto debe de ir de la mano de una mayor demanda.

4. Cobre


El metal rojo fue una de las materias primas más sensibles a la desaceleración de China y es que solo esta nación concentra más de la mitad de la producción mundial del metal.

Al cierre del año este metal registró una baja de 24.8 por ciento, la mayor desde la crisis de 2008. En terminos de precios, en los últimos meses del año se registraron niveles no vistos desde 2009 impulsados por una sobreproducción del metal y abultados inventarios de naciones consumidoras.

Durante 2015 las principales mineras del mundo anunciaron recortes del metal por 657 mil toneladas y para 2016 la producción china se reducirá en más de 500 mil toneladas.

5. Alumino


En el año este metal registró una caída de 17.5 por ciento en su precio, esto aun cuando se encontraron mayores aplicaciones industriales para su uso, como fue el caso de Ford que utilizo este mineral para reducir el peso de su vehículo de mayor venta.

Sin embargo, esto no fue suficiente para apuntalar los precios que ante la desaceleración observada por economías como China, se tuvo una mayor acumulación del metal.

Una de las noticias que limito la caída del metal fue el anuncio de un recorte de 250 mil toneladas de uno de los principales productores de chino, aunque esto será limitado, en tanto no se reactive plenamente la demanda por medio de un mayor crecimiento económico.