Economía

Goodyear produce neumáticos de arroz

La sílica obtenida de la cascarilla de arroz es usada por Goodyear para fabricar sus neumáticos, los cuales tienen el mismo desempeño de las tradicionales y aunque sólo las producen en China, el objetivo es que el esquema se replique en Europa
y Latinoamérica.
Héctor Chávez
12 marzo 2015 0:2 Última actualización 12 marzo 2015 5:5
goodyear

La sílica extraida de la cascarilla de arroz es usada por Goodyear para fabircar sus neumáticos. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Goodyear comenzó a producir neumáticos elaborados con sílice de la cascarilla del arroz, lo que le permitió sustituir la materia prima que anteriormente obtenía de la arena, reduciendo en hasta 30 por ciento sus costos de producción.

Surendra Chawla, director Senior del Programa Global de Ciencia y Tecnología de Goodyear, explicó que tras tres años de investigación se determinó que la sílica se podría obtener de la cascarilla no comestible del arroz, lo que permitió sustituir este derivado que sólo se obtenía de la arena.

Se trata de una nueva tecnología que dará uso a unas 250 millones de toneladas de cascarilla que actualmente se queman sin ningún beneficio, por no ser comestibles.


“Los investigadores alrededor del mundo encontraron que de esta ceniza (de la cascarilla de arroz) se puede extraer el 90 por ciento de sílica”, explicó Chawla.Hasta ahora este tipo de producción sólo la realiza en su planta de China, pero la intención es replicarlo en Europa y en Latinoamérica.

El directivo explicó que su uso generaría ahorros de hasta un 30 por ciento en los costos, tomando en cuenta que para sacar la sílica con el método tradicional se calienta la arena hasta 400 grados centígrados, en cambio para la cascarilla únicamente se tiene que llegar a 100 grados centígrados.

Surendra Chawla explicó que alrededor del mundo diversos países ya tienen procesos diferentes para extraer la sílica de la cascara del arroz, pero muchos de estos no son benéficos para el medio ambiente, ni tampoco rentables, sin embargo en la India y China se encontraron procesos efectivos.

“Nos dimos cuenta que las llantas producidas con sílica de arroz tenían un desempeño tan bueno como las tradicionales”, dijo el directivo.