Economía

Goliath intenta
encontrar ‘nuevo hogar’

Desde el escándalo de Oceanografía, hace más de un año, la embarcación 'Osa Goliath', cuyo tenedor es el fondo noruego Nordic Truste, viajará de Aruba a Florida en busca de compradores o arrendadores que ayuden a saldar la millonaria deuda que tiene la empresa con sus acreedores.
Edgar Siegler
22 marzo 2015 23:35 Última actualización 23 marzo 2015 5:5
Osa Goliath

Osa Goliath viajará de Aruba a Florida en busca de compradores o arrendadores. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Osa Goliath, la mega embarcación confiscada a la prestadora de servicios mexicana Oceanografía, viajará de la isla de Aruba -frente a las costas de Venezuela-, a Las Bahamas -cerca de las costas de Florida en Estados Unidos-, en busca de algún comprador o arrendador que ayude a saldar la millonaria deuda que tiene la empresa con sus acreedores.

Lo anterior a causa de que a los tenedores del barco, el fondo noruego Nordic Truste, rechazó una propuesta para vender la embarcación en Aruba, debido a que las autoridades de la isla requerían de una carta de crédito garantizada por un banco, y ahora deberán revisar la oferta de llevar la embarcación a Las Bahamas donde es posible realizar el proceso de venta sin la garantía de crédito.

Así el barco lleva más de un año sin resolver su destino, desde la caída en desgracia de Oceanografía, que aún sigue en medio del concurso mercantil.


La intención del fondo noruego que trabaja como el fiduciario del bono de 160 millones de dólares es tomar control de la embarcación a través de una empresa que creará llamada Singapure SPV para colocar la embarcación a través de la asesoría de intermediarios especializados, buscarle un comprador o bien un arrendador.

Para lograrlo requieren tanto de la aprobación de los tenedores de esta deuda, así como de “limpiar” el historial de la embarcación en materia de costos de operación, tripulación y legales, antes de iniciar la venta.

“El fiduciario está de manera paralela teniendo pláticas constructivas con el gobierno mexicano, con una visión de conseguir suficiente confianza y certidumbre legal del gobierno de tener el ‘título limpio’, y que no se tomará ninguna acción potencial para adjudicarse y regresar la embarcación a México”, explicó Nordic Trustee en una comunicación enviada a mediados de este mes.

El fondo noruego no detalla a que se deben las dificultades para vender la embarcación
de la cual tomó control desde inicios del 2014.

RECIBE PERMISO
La firma que dirigía del empresario Amado Yáñez, procesado penal por el fraude, recibió el permiso el pasado viernes para arrendar las embarcaciones que tiene bajo control, aunque los dueños de los botes rechazaron esta opción.

El juzgado tercero en materia civil consideró que la forma en que la empresa pudiera pagar es a través de esa figura.