Economía

Goldman Sachs eleva pronóstico de precio a corto plazo de crudo Brent

10 febrero 2014 4:53 Última actualización 19 agosto 2013 14:11

[El banco incrementó su pronóstico de precio a tres meses a 110.00 dólares por barril /Bloomberg]  


Reuters
 
Goldman Sachs elevó los pronósticos de precios del petróleo Brent a tres y seis meses por las interrupciones en los suministros de crudo de Libia y los continuos problemas en Irak, pero mantuvo su perspectiva a 12 meses.
 
"En nuestra opinión, la estrechez en los inventarios globales probablemente alcanzará un punto máximo en septiembre y octubre, cuando creemos que los precios del Brent podrían alcanzar 115 dólares (por barril)", dijo la correduría el lunes.
 
Goldman estima que las actuales interrupciones alrededor de las instalaciones de exportación y producción en Libia continúen sin resolución de los conflictos en un corto plazo.
 
La producción y exportación de petróleo de Libia se han visto paralizadas por la violencia y las huelgas, llevando a las exportaciones a su menor nivel desde la guerra civil de 2011.
 
Goldman dijo que era probable que la producción iraquí descienda aún más en septiembre a raíz del mantenimiento y "descongestionamiento" de la terminal de exportación de Basra en el Sur.
 
El banco incrementó su pronóstico de precio a tres meses a 110.00 dólares por barril y su perspectiva a seis meses a 108.00 desde los 105,000 dólares para ambos plazos.
 
Los futuros del crudo Brent para octubre alcanzaron un máximo de cuatro meses de 111.53 dólares el jueves ante la preocupación de que la violencia en Egipto pueda afectar al Canal de Suez, un importante canal petrolero.
 
Goldman, sin embargo, mantuvo sin cambios la perspectiva de precio a 12 meses del Brent en 105 dólares el barril ante la expectativa de un fuerte crecimiento de la producción en el próximo año, llevando a una normalización de los inventarios para mediados de 2014.
 
La Organización de Países Exportadores de Petróleo inyecta más de un tercio del petróleo del mundo.
 
Los inversores mantenían la cautela mientras esperaban más señales sobre cuándo Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, comenzará a recortar su programa de estímulo monetario que ha ayudado a fortalecer los precios de los activos como el petróleo durante los últimos tres años.