Economía

Gobiernos menos dispuestos a rescatar a grandes bancos

Parece que el 'Too Big To Fall' ya no es un elemento que evaluaran los gobiernos para rescatar a sus grandes bancos privados debido a que el sistema esta más estable que en 2008, de acuerdo con una entrevista al presidente de UBS.
Bloomberg
28 septiembre 2016 12:58 Última actualización 28 septiembre 2016 13:20
'Impensable' el rescate de Alemania al DB (Bloomberg)

'Impensable' el rescate del gobierno aleman al Deutsche Bank. (Bloomberg)

Los gobiernos del mundo están menos dispuestos a rescatar a los grandes bancos como sucedió durante la crisis financiera del 2008, debido a que el sistema está más estable, dijo Axel Weber, presidente de UBS Group, tras consultarle sobre la posibilidad de que Alemania ayude al Deutsche Bank.

“Las intervenciones en el futuro solo serán impulsadas por la necesidad de estabilizar el sistema y no se enfocarán en operadores individuales”, dijo Weber, ex presidente del Bundesbank alemán, en una entrevista en Bloomberg Television con Guy Johnson el miércoles.

Al consultarle si los problemas del banco alemán son una alerta para las entidades europeas de una situación similar a la que sucedió con Lehman Brothers, el ejecutivo dijo que la inestabilidad que afectó a todo el sistema, causada por el colapso del banco de inversión de Estados Unidos, es menos probable que pase ahora.

Los bancos han acumulado grandes sumas de capital y han cortado vínculos unos con otros, lo que reduce el riesgo de que los problemas de una entidad prestamista repercutan en todo el sistema, dijo.

“Estamos muy lejos, en términos de la solidez actual de los bancos, del lugar en que estábamos en el 2007 y el 2008”, dijo Weber.

Las acciones del Deutsche Bank registraron una baja histórica esta semana, ampliando las pérdidas después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos le exigiera 14 mil millones de dólares millones para liquidar las demandas por fraude de sus negocios de bonos respaldados por hipotecas.

Aunque la entidad prestamista alemana insistió en que no pagará ni siquiera un monto cercano al solicitado, la cifra elevó la preocupación de que las crecientes cuentas legales forzarán al presidente del Deutsche Bank, John Cryan, a atraer inversionistas para obtener capital nuevo o, incluso, buscar un rescate estatal.

Sin embargo, Cryan dijo en una entrevista con el periódico alemán Bild que no hay planes para un aumento de capital y que la ayuda gubernamental es “impensable”.