Economía
entrevista
Raúl Rodríguez Márquez, Presidente de la Asociación Nacional de Profesionales del Cabildeo

Un cabildero te revela
el rol de su gremio en
las reformas

El país ya cuenta con reformas estructurales de gran calado debido a que el gobierno ha sabido emplear el cabildeo, comentó Raúl Rodríguez, quien explicó que a través de esta práctica hubo diálogo y negociación con el poder Legislativo pero sin violar ninguna ley.
Isabel Becerril
02 septiembre 2014 22:44 Última actualización 03 septiembre 2014 5:5
Raúl Rodríguez

Reformas estructurales contaron con el apoyo de cabilderos del sector privado, indicó Raúl Rodríguez. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- En casi 18 meses que han transcurrido de la administración de Enrique Peña Nieto, el país ya cuenta con siete reformas estructurales de gran envergadura, resultado de que el gobierno tiene claro el uso del cabildeo no sólo con los sectores productivos del país, sino con los legisladores y para ello utiliza en mayor medida a cabilderos del sector privado.

Raúl Rodríguez Márquez, presidente de la Asociación Nacional de Profesionales del Cabildeo (PROCAB), señaló que esta administración ha logrado más resultados en materia legislativa que en los dos sexenios anteriores, porque ha habido diálogo, apertura y negociación con los diputados y senadores, además que ha echado mano del servicio de los cabildeadores profesionales, sin violar ninguna Ley.

Explicó que el éxito que ha alcanzado hasta hoy el gobierno de Peña Nieto de tener una verdadera influencia con los legisladores, es porque ha contado con argumentos sólidos en sus propuestas y ha tenido una verdadera capacidad de negociación.

Señaló que en materia energética, uno de los temas en donde hubo la mayor unidad por parte del sector privado fue en el de contenido nacional, ahí no había ninguna discrepancia, al contrario lo que buscaron los empresarios es que este porcentaje fuera más alto del que quedó; pero también hubo aspectos en donde hubo diferencias y tuvieron que cabildearse por separado, como el de la protección de los derechos de las empresas que explotan concesiones para la extracción de metales en el subsuelo.

___¿Qué otros puntos se negociaron por separado?
___Fueron tantos temas y tantas reformas, por ejemplo como el sector telecomunicaciones es muy especializado y aunque nos iba a beneficiar a todos, porque todos somos usuarios, los que llevaron la batuta fueron las empresas y las cámaras relacionadas con éste.

En la parte fiscal, que fue difícil y doloroso para los sectores productivos, porque hubo un impacto fuerte para algunos sectores con la aplicación del Impuesto Empresarial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a los alimentos de alto valor calórico, quienes encabezaron el cabildeo en el tema fueron la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), por ejemplo.

Pero al final de cuenta en 18 meses, México cuenta con siete grandes reformas en donde la IP formó un frente común en los temas en donde estaba de acuerdo.

___¿Qué viene para el próximo periodo de sesiones del Congreso?
___Estamos viendo ya el futuro de las que se califican o puedan tener un criterio de legibilidad, como grandes reformas que son transversales u horizontales, que tienen un efecto general para la población, vemos tres faltantes que se han anunciado por el Ejecutivo que vendrán para el próximo período: ahí está la reforma profunda del campo; también viene la reforma de aguas nacionales que entendemos que se va a derogar y su nuevo nombre será la ley general de agua; además la industria vislumbra otra reforma que creemos que no va alcanzar el tiempo y no hay condiciones todavía para su discusión y es la de los servicios de salud.

Pero también está pendiente en el Senado de la República, la iniciativa del seguro de desempleo; asimismo se encuentra en stand by la ley de autotransporte y en particular el punto de pesos y dimensiones y otro punto que será fundamental de aquí al cierre del 2014 será el relacionado con la corrupción y la opacidad y desvío de recursos que se dan en diversos ámbitos de gobierno y está todavía en la congeladora la creación de la figura de un zar anticorrupción.

___¿Este gobierno utilizó más cabilderos privados?
___Sin duda, aunque dentro de su propia reglamentación los que coordinan este tema son la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como la Secretaría de Gobernación (Segob), en donde existe una subsecretaría de Enlace Legislativo, que maneja Felipe Solís Acero, quien coordina las demás áreas para que tengan todo muy claro.

___¿El gobierno contrata los servicios profesionales de despachos de cabildeo?
___Sin duda, porque es útil y universal; además éste es positivo, el cabildeo del sector gobierno al privado es en el mismo sentido al que hacemos nosotros, porque lo que buscan es acercarse, darnos información, elementos para que podamos ver la viabilidad de sus propuestas y a la inversa.

___¿Cómo contrata los servicios de los despachos de cabilderos?
___Ellos licitan en algunos casos de acuerdo al tema que refleja mayor seguridad; el gobierno tiene facultades para poder hacer una terna, contrato por asignación directa y es la manera en que lo hacen, este es un proceso claro y transparente.

___¿El cabildeo es una profesión, se estudia en las aulas de una escuela, para obtener un título?
___No es una profesión, es una actividad, por ejemplo, la gente que trabaja los despachos de cabildeo, puede haber estudiado la carrera de ingeniería, abogado, contador, por ejemplo, o también puede darse el caso que no cuente con ninguna licenciatura, pero que sea muy apto para realizar esta tarea.

No es ningún ilícito el invitar a comer a un legislador para aprovechar esos tiempos, además en algún momento tiene que comer o desayunar y nosotros lo aprovechamos porque un acercamiento así es más amigable y terso