Economía

Gobierno evita faltantes de ingresos con coberturas

Las coberturas petroleras, usadas desde hace 11 años para amortiguar posibles efectos de la volatilidad en las finanzas públicas, serán empleadas para proteger el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año.
Thamara Martínez
06 enero 2016 23:11 Última actualización 07 enero 2016 5:5
petróleo

La adquisición de coberturas para la protección del PEF 2016 elimina el riesgo de reducciones en el precio de la mezcla mexicana. (Bloomberg)

Pese a la baja que han sufrido los precios internacionales del petróleo al inicio del año, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el año que recién comienza se encuentra protegido por las coberturas petroleras.

Dicho instrumento fue adquirido por el gobierno federal el año pasado para garantizar un precio promedio de 49 dólares por barril para los ingresos petroleros ante una más severa caída en el precio de la mezcla mexicana de exportación.

Empero, no es la primera vez que el gobierno federal utiliza este tipo de estrategia, ya que las coberturas se han contemplado desde hace 11 años en la estrategia integral del manejo de riesgos del gobierno, a fin de amortiguar los efectos que la volatilidad financiera pudiera tener en las finanzas públicas. Sin embargo las coberturas sólo han sido ejercidas en 2009 y 2015.

De tal forma, la adquisición de coberturas para la protección del PEF 2016, elimina el riesgo de reducciones en el precio de la mezcla mexicana durante este ejercicio por debajo de 49 dólares por barril. Toda vez que la cotización de la mezcla mexicana ayer bajó a 24.75 dólares por barril, para ubicarse en su nivel más bajo desde febrero de 2004.



Si los precios se mantienen así de bajos, afirmó Mario Correa, director de análisis económico de Scotiabank, a través de las coberturas petroleras se asegurará por lo menos mantener un ingreso parecido al presupuestado, por lo que esta tendencia en los precios no va a generar un hoyo en el ejercicio de este año, no obstante reconoció que la caída del hidrocarburo es relevante y preocupante, porque si bien este año ya se tiene cubierto el presupuesto, pero para 2017 no.

El experto alertó sobre otros posibles efectos que la baja en los precios del crudo pudiera tener sobre la economía mexicana “hay otras implicaciones de la baja en los precios del petróleo que son negativas para la economía que van desde el hecho de exportar menos petróleo, generando un déficit en la balanza comercial que de alguna forma genera una mayor presión sobre el tipo de cambio y esto puede derivar en otros problemas como un repunte en la inflación”, afirmó.

Adicionalmente, el analista resaltó que es muy probable que veamos precios muy bajos todo el año, dada una combinación de factores empezando por la debilidad que hay en la expectativa de crecimiento mundial y especialmente China, que es uno de principales consumidores. Al respecto, las perspectivas para el sector de Goldman Sachs apuntan a que en el transcurso de 2016 los precios del petróleo probablemente se mantendrán bajos, entre otras cosas por la creciente producción por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

En este panorama, Correa consideró que en su momento la administración pública adquirirá de nueva cuenta coberturas, empero ese momento llegará en la segunda mitad del año.

El costo del seguro para el ejercicio fiscal de 2016 totalizó mil 90 millones de dólares que equivale a 17 mil 503 millones de pesos, lo que posibilitó la cobertura de 212 millones de barriles, proporcionales a la exposición contemplada de los ingresos petroleros del gobierno federal a bajas en el precio del petróleo en el este año, según información de la Secretaría de Hacienda.