Economía

Geotermia,
una ‘volcánica’ oportunidad de negocio

La concesión para la explotación de campos geotérmicos
a empresas privadas y a la CFE es parte de lo que el gobierno propone en las leyes secundarias de la reforma energética
y en México, la geotermia tiene oportunidad de crecer más
de 10 veces su tamaño actual.
Sergio Meana
08 mayo 2014 23:12 Última actualización 09 mayo 2014 5:0
Etiquetas
geotermia

Energía geotérmica genera oportunidades de negocios en México. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La geotermia en México tiene oportunidad de crecer más de 10 veces su tamaño actual, pues hoy la capacidad en operación es de 840 megawatts (MW), pero la Secretaría de Energía (Sener) calcula que hay un potencial de 10 mil MW.

Por ello, el gobierno propone en la Ley de Geotermia, que se discutirá en el Congreso como parte de las leyes secundarias de la reforma energética, dar concesiones a empresas privadas y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para su explotación.

EN LA PRÁCTICA

El proceso completo para una empresa que quiera poner una planta de generación eléctrica a través de recursos geotérmicos incluye la etapa de reconocimiento, que en promedio tiene un costo de 100 mil dólares, y se necesita un permiso por parte de la Sener que deberá resolver en un lapso no mayor a 10 días.

Esa etapa durará ocho meses, pero al sexto se deben presentar los avances ante la Sener para saber si se trata de un campo que es candidato a un permiso de exploración.

La fase exploratoria lleva la mayor parte de los costos, pues ascienden a casi 2 millones de dólares y el permiso se expide por tres años prorrogables por tres años.

Si se cumplen con los requisitos adecuados, -mínimo de número de pozos-, y el programa es viable en la etapa de explotación se otorgaría una concesión por 30 años.

La construcción de una planta generadora de electricidad a través de este recurso tiene un costo de alrededor de 1.8 millones de dólares, de acuerdo con cifras del Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE).

El costo promedio de generación geotérmica es de 52 dólares por cada megawatt-hora (MWh), frente a los 280 dólares de la solar a gran escala, o los 100 dólares que cuesta la eólica marina y los 131 de la biomasa.

USOS ILIMITADOS

Luis Carlos Gutiérrez Negrín, presidente de la Asociación Geotérmica Mexicana, afirmó que las oportunidades no se limitan a electricidad.

“Los recursos geotérmicos que son agua y vapor a alta temperatura en el subsuelo a profundidades que pueden variar desde 200, 300 metros, hasta tres o cuatro kilómetros y se pueden utilizar para diversas cosas, no solo para generar energía... se puede usar para cualquier proceso industrial , agropecuario o recreativo, que requiera calor”, explicó.

Las fábricas que tengan cerca un campo de estas características podrían mover sus turbinas con este recurso y dejar de pagar gas o diésel, previó.

OCCIDENTE, LA OPORTUNIDAD

Para Gutiérrez Negrín es muy probable que la CFE elija los cuatro campos que están hoy en operación: Cerro Prieto en Baja California, Los Azufres en Michoacán, Los Humeros en Puebla y Tres Vírgenes en Baja California Sur.

Un quinto campo es el de Cerritos Colorados, en Jalisco, el cual a pesar de su potencial probado no ha sido explotado, lo que lo convierte en una de las primeras áreas donde podría haber una asociación entre la CFE y un privado para la explotación geotérmica.

“Tiene ya un potencial evaluado de 75 MW”, indicó el empresario en entrevista.