Economía

Gasto neto desacelera crecimiento en febrero, avanza 4.2% anual

Los recursos canalizados a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias disminuyeron 2.5% real, informó la Secretaría de Hacienda.
Dainzú Patiño
30 marzo 2015 14:58 Última actualización 30 marzo 2015 15:8
peso

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gasto neto pagado creció 4.2 por ciento real anual en febrero, variación inferior a la registrada en enero, de 18.1 por ciento anual.

La Secretaría de Hacienda difundió que este comportamiento refleja, entre otros aspectos, el registro en enero de las aportaciones a los fondos de estabilización provenientes del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, cuyos pagos equivalentes se realizaban en años anteriores en el transcurso del ejercicio.

Asimismo, durante enero-febrero el gasto de operación, incluyendo los servicios personales, disminuyó 5 por ciento en términos reales, según la Información Mensual de Finanzas Públicas y Deuda Pública de la dependencia.

En tanto, los recursos canalizados a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias disminuyeron 2.5 por ciento real, debido a menores aportaciones para nómina educativa y pago de participaciones.

MENOS INGRESOS

En el lapso enero-febrero de este año, los ingresos presupuestarios del sector público fueron inferiores en 1.9 por ciento real, sin incluir los ingresos de la cobertura petrolera que se recibirán en diciembre si el precio de la mezcla mexicana promedia por abajo de 79 dólares por barril.

Los ingresos tributarios aumentaron 20.1 por ciento en términos reales respecto al mismo periodo de 2014, mientras que los ingresos petroleros se redujeron 46.3 por ciento.

Así, el déficit público a febrero fue de 150.7 mil millones de pesos.

En el periodo enero-febrero, el déficit público presenta un aumento de 105 mil millones de pesos con respecto al mismo periodo de 2014, debido principalmente a dos fenómenos temporales que se materializaron en enero y se irán compensando en el año: las aportaciones a los fondos de estabilización y el menor nivel de los ingresos petroleros que no incluyen los beneficios de las coberturas que, en su caso, se recibirán en diciembre de este año.