Economía

Gasto del consumidor resiste impuesto sobre
las ventas en Japón

Debido a que los  salarios se han incrementado y a que el empleo se encuentra ajustado, los chinos continúan comprando y mantienen su gasto en un buen nivel, a pesar del alza al impuesto sobre las ventas, destacó el banco central japonés.
Reuters
07 mayo 2014 8:51 Última actualización 07 mayo 2014 9:20
Economía de Japón

El BOJ espera alcanzar cómodamente su objetivo de inflación. (Bloomberg)

TOKIO.- Los miembros del directorio del Banco de Japón acordaron que el gasto del consumidor permanece firme luego de un aumento al impuesto sobre las ventas, debido a un ajustado mercado laboral y a una mejoría de los salarios, mostraron las minutas de la reunión del 7 y 8 de abril del Banco Central de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés).

Un miembro del banco central añadió que la inflación podría acelerarse a partir de abril cuando las empresas utilicen el alza impositiva como una oportunidad para traspasar los mayores costos de los insumos.

Uno de los miembros también dijo que la concentración inicial de la demanda antes del alza impositiva fue mayor que la que precedió a la última subida del mismo impuesto en 1997, lo que refleja la capacidad de recuperación del gasto del consumidor.


En la reunión del 7 al 8 de abril, el directorio del BOJ decidió por unanimidad mantener su promesa de aumentar la base monetaria, o dinero en efectivo y depósitos en el Banco Central, a un ritmo anual de 60 a 70 billones de yenes (de 590 mil a 690 mil millones de dólares) mediante las compras de deuda pública y activos de riesgo.

En una reunión posterior, el 30 de abril, el BOJ dejó sin cambios la política y ofreció pronósticos de precios para los consumidores para el año fiscal 2016/17, los cuales muestran que espera alcanzar cómodamente su objetivo de inflación.

El Banco Central ha mantenido su curso desde el lanzamiento de una flexibilización cuantitativa ampliada en abril de 2013, cuando se comprometió a acelerar la inflación a 2.0 por ciento en apenas dos años, para sacar al país de una deflación que se ha extendido por 15 años.