Economía

Gastos e ingresos de los estadounidenses repuntan modestamente

El Departamento de Comercio informó que el gasto y el ingreso de los estadounidenses aumentaron en la misma proporción, 0.2 por ciento, por lo que la tasa de ahorro no mostró cambios y se mantuvo en 5.0 por ciento.
Reuters
26 noviembre 2014 8:17 Última actualización 26 noviembre 2014 8:39
Gasto e ingresos de los estadounidenses

Con el crecimiento del ingreso igualando al gasto del consumidor, la tasa de ahorro no mostró cambios y se mantuvo en 5.0 por ciento. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El gasto del consumidor estadounidense repuntó en octubre, lo que sugiere cierta resiliencia en la economía a inicios del cuarto trimestre.

El Departamento del Comercio informó que el gasto personal aumentó 0.2 por ciento el mes pasado tras una lectura plana en septiembre, reportada previamente como una baja de 0.2 por ciento.

Economistas encuestados por Reuters proyectaban que el gasto del consumidor aumentaría 0.3 por ciento el mes pasado.


Informó además que los ingresos personales se incrementaron un modesto 0.2 por ciento el mes pasado, luego de anotar un aumento similar en septiembre. Con el crecimiento del ingreso igualando al gasto del consumidor, la tasa de ahorro no mostró cambios y se mantuvo en 5,0 por ciento.

Los precios extremadamente bajos de la gasolina y el fortalecimiento del mercado laboral están alentando el gasto del consumidor, lo que debería servir de protección a la economía ante la desaceleración del crecimiento de China y la debilidad de la Zona Euro, además de la recesión en Japón.

El gobierno reportó el martes que la economía estadounidense creció 3.9 por ciento a ritmo interanual en el tercer trimestre.

El ritmo moderado del gasto del consumidor, combinado con los bajos precios de la gasolina, mantuvieron la inflación controlada. El índice de precios al consumidor avanzó 0.1 por ciento luego de reportar un aumento similar en septiembre.

En los 12 meses hasta octubre, los precios del índice de gastos personales (PCE por sus siglas en inglés) subieron 1.4 por ciento tras ascender en el mismo margen durante septiembre.

Excluyendo a los alimentos y la energía, los precios subieron 0.2 por ciento tras avanzar 0.1 por ciento en septiembre. El llamado índice PCE de precios subyacentes se incrementó 1.6 por ciento en los 12 meses hasta diciembre, el mayor aumento desde diciembre de 2012.

Ambas mediciones continúan estando bajo la meta de inflación de 2.0 por ciento de la Reserva Federal estadounidense.