Economía

Gasto del consumidor
en EU repunta en marzo; ingresos personales, planos

El gasto del consumidor en la Unión Americana subió 0.4% en marzo, a pesar de que los ingresos personales se mantuvieron planos. Si bien las familias aumentaron las compras de artículos caros como autos, el clima más cálido redujo el gasto en servicios públicos.
Reuters
30 abril 2015 8:23 Última actualización 30 abril 2015 8:30
Gasto del consumidor en EU

Ajustado por inflación, el consumo ascendió 0.3 por ciento en marzo tras mantenerse plano el mes anterior. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El gasto del consumidor estadounidense ascendió en marzo ya que las familias incrementaron las compras de bienes duraderos, sugiriendo que la economía recuperaba algo de impulso después de casi frenarse en seco en el primer trimestre.

El Departamento de Comercio informó que el gasto del consumidor, que explica más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, subió 0.4 por ciento el mes pasado tras crecer 0.2 por ciento en febrero.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un alza de 0,5 por ciento el mes pasado.


Si bien las familias aumentaron las compras de artículos caros como autos, el tiempo más cálido redujo el gasto en servicios públicos.

Ajustado por inflación, el consumo ascendió 0.3 por ciento en marzo tras mantenerse plano el mes anterior.

El dato fue incluido en el reporte del Producto Interno Bruto estadounidense que se conoció el miércoles, que mostró que la economía creció sólo 0.2 por ciento anual luego de una tasa de 2.2 por ciento en el cuarto trimestre.

La economía se frenó por el efecto del frío invernal, una disputa portuaria que ya se arregló, la fortaleza del dólar y la caída de los precios energéticos, que se sintieron en la producción doméstica de crudo.

La Reserva Federal reconoció la moderación brusca del primer trimestre pero la descartó por considerarla en parte el resultado de factores transitorios.

El mes pasado el gasto repuntó a pesar de que los ingresos personales se mantuvieron planos. Si bien el ahorro se contrajo, siguió en niveles relativamente altos, lo que debería alimentar el consumo a futuro.

Las presiones inflacionarias continuaron benignas. Un índice de precios basado en el consumo subió 0.2 por ciento tras un alza similar en febrero.

En 12 meses a marzo, el índice conocido como PCE por las siglas en inglés de gasto en consumo personal subió 0.3 por ciento.

Sin contar alimentos ni energía, los precios se elevaron 0.1 por ciento por tercer mes seguido. En 12 meses a marzo, subieron 1.3 por ciento.