Economía

Gasolineros van
a competir con
calidad y servicio

Para diversos integrantes del sector gasolinero del país, el precio no es el único elemento que debe tomarse en cuenta en el libre mercado, por lo que éstos apostarán a la calidad de los combustibles y al buen servicio, señaló FullGas.
Sergio Meana
13 enero 2017 0:6 Última actualización 13 enero 2017 5:5
gasolinera slp

Calidad y trato, no están aún realmente diferenciados en este país dado que hay un solo proveedor, señaló FullGas. (Archivo)

En el libre mercado de gasolinas que estará listo en todo el país a finales del año, la calidad de los combustibles y el buen trato serán claves para la competencia, apunta Sebastián Figueroa, director general de FullGas, marca que también opera tanto en mercados liberalizados.

Si bien el precio juega un papel, estos otros dos factores, calidad y trato, no están aún realmente diferenciados en este país dado que hay un solo proveedor, una sola calidad y una sola marca, explica el empresario en entrevista.

“En Fullgas tenemos muy claro que el precio no es el único jugador de este libre mercado, sino que también juegan la calidad del combustible y el trato, lo sabemos por nuestra experiencia en otros países: cuando tú das un producto de calidad y con tecnología nueva —por ejemplo que al servir no haya espuma en el tanque— el consumidor realmente sí te prefiere.

FOCOS
No le bajan. Derivado del incremento súbito en el precio de las gasolinas a partir de este mes, los empresarios venden los combustibles al tope de venta aprobado por las autoridades.

Problema. Una de las quejas más comunes por parte de los clientes de las estaciones de servicio en todo el país es que no se les despacha la cantidad comprada de combustibles, por lo que piden litros de a litros.


“Ahora, para que realmente tengamos un mercado abierto en México, sí necesitamos pasar a un esquema en el que haya más proveedores vendiendo todo tipo de productos, sino realmente no se va a dar un cambio de raíz”, declaró.

Otro concepto que no está aún en el mercado nacional y que también ejemplifica que el precio no será el única factor de decisión es el de las estaciones de bandera blanca.

“Estas son estaciones que tienen todos los permisos para vender, los de la CRE (sus equivalente internacionales), los ambientales, los operativos, pero que no están comprometidos con ninguna marca específica, entonces por ejemplo una Chevron-Texaco compite contra ellas a lo mejor no en precio, pero sí en la certeza de que con ellas tendrás gasolina de calidad.

“Es decir, en las de bandera blanca realmente no siguen un proceso de calidad y pueden comprar de quien mejor les convenga, pero muchas veces el consumidor opta por la certeza, por lo que la calidad sí le afecta al consumidor”, explicó el empresario.

En cuanto al mercado mexicano, Figueroa señaló que para que haya más vendedores es fundamental la creación de infraestructura que permita transportar y almacenar el combustible de forma segura y así separarse de Pemex.