Economía

Gasolineras fraudulentas podrán ser denunciadas
a través de app: Profeco

Con el fin de denunciar a gasolineras que no despachen litros completos, la Profeco anunció la creación de una aplicación gratuita, con la cual los usuarios deberán tomar fotos de los medidores y las bombas que surtieron el hidrocarburo.
Corresponsal | Eulalio Victoria
02 marzo 2017 17:20 Última actualización 02 marzo 2017 17:20
gasolinera

La app de la Profeco servirá para denunciar a gasolineras que no despachen los litros completos. (Bloomberg)

Ernesto Nemer Álvarez, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dio a conocer que en breve entrará en operación una aplicación para denunciar en tiempo real a las gasolineras que “no despachen litros de a litro”.

Tras calificar como de muy preocupante la percepción que tienen los ciudadanos, de que en las estaciones de servicio los defraudan cada vez que cargan combustible, el funcionario federal detalló que la innovación tecnológica es parte de una estrategia “que va de la mano con la Comisión Reguladora de Energía”.

La aplicación, afirmó Nemer Álvarez, se podrá bajar a los teléfonos celulares de manera gratuita, lo que permitirá a la Profeco focalizar de manera inmediata una verificación que permita revisar mangueras e inmovilizar las que no estén bien calibradas.


Respecto al funcionamiento de ésta, dijo que el cliente debe tomar fotos al medidor de combustible antes y después de haber cargado gasolina, en caso de no coincidir la cantidad de litros adquiridos con el nuevo nivel del medidor, el usuario debe también tomar fotos a la bomba que surtió el hidrocarburo y a la estación de servicio, para después enviarlas.

“Con este mecanismo, que pondremos en marcha con programas pilotos en diferentes municipios del país, queremos darles todas las herramientas a los ciudadanos, empoderarlos, para que haya un hilo conductor entre Profeco y consumidores”.

Actualmente en todo el país existen 11 mil 400 estaciones de servicio, de la cuales, 6 mil 300 fueron verificadas en 2016, lo que arrojó 920 millones de pesos en multas y 6 mil mangueras inmovilizadas.

Los estados donde se detectaron el mayor número de anomalías fueron México, Puebla, Jalisco, Nuevo León y Baja California.