Economía

Gas shale de EU, amenaza para los precios globales con más oferta de GNL

Luego de una década de aumento en la extracción de GNL estadounidense, los precios domésticos llegaron a mínimos y en un intento de colocar sus excedentes en el exterior, la amenaza es para los ya de por sí castigados precios internacionales.
Bloomberg
28 julio 2016 21:3 Última actualización 01 agosto 2016 16:24
Planta de GNL en Corea del Sur (Bloomberg)

Planta de GNL en Corea del Sur (Bloomberg)

Compañías perforadoras de gas shale desde Pensilvania a Texas inundaron Estados Unidos con demasiado gas natural durante la última década, que los precios cayeron a su menor nivel en 17 años.

Ahora se globalizan y pueden afectar los mercados desde Londres a Tokio.

Estados Unidos inició exportaciones de shale gas por mar este año y la Agencia Internacional de Energía (IEA por la sigla en inglés) pronosticó que se convertirá en el tercer mayor proveedor del mundo de gas natural licuado en cinco años.

El gas desafiará al carbón en las plantas de energía europeas y será más accesible en los mercados emergentes, donde los precios han sido altos y los suministros limitados, según la IEA y Goldman Sachs Group.

El gas natural licuado (GNL) se convirtió en el segundo producto primario más negociado después del petróleo el año pasado y la demanda sigue creciendo, dijo Goldman.

Estados Unidos incrementa la abundancia global producto de la nueva oferta australiana y del debilitamiento del consumo asiático.

El shale tiene un considerable impacto en la forma en que se vende el GNL y favorece las operaciones de contado en lugar de los contratos a largo plazo.

1
CAMBIO DE PANORAMA


Gasoducto (Bloomberg)

“Estados Unidos está cambiando el panorama”, dijo en una entrevista telefónica Costanza Jacazio, analista de gas en la IEA en París. “Básicamente pasará de cero a tener la tercera mayor capacidad de GNL en cinco años y aporta una nueva dimensión flexible al mercado de GNL”.

Los proveedores crecen y algunos países asiáticos como Japón tienen contratos para comprar más de lo que pueden consumir, lo que deja excedentes para la venta.

Eso ha atraído a grandes vendedores al mercado de GNL en los últimos años, como Vitol Group, Trafigura Group, Koch Industries, Gunvor Group y Noble Group, dijo la IEA.

Si bien la oferta de Estados Unidos todavía es relativamente pequeña, tiene gran impacto debido a que los contratos estadounidenses son flexibles.

Empresas australianas y de otros países concluyen acuerdos de largo plazo para enviar gas a países como Japón y China. Compradores asiáticos han contratado más de la mitad de la oferta de Estados Unidos, pero tienen la libertad de enviar el combustible a cualquier lugar del mundo, lo que fomenta la negociación al contado.

Para 2020 cinco terminales estarán operando en la Costa del Golfo y en Maryland. La capacidad mundial de exportación aumentará 45 por ciento y la cuota de Estados Unidos subirá a 40 por ciento desde cero, de acuerdo con Energy Aspects.

Mientras los suministros estadounidenses se mantienen relativamente pequeños, tienen una influencia en el mercado debido a que sus contratos son flexibles.

Australia y otras procesadoras extranjeras de gas cerraron acuerdos de largo plazo para mandar gas a mercados específicos como Japón y China.

Los compradores asiáticos ya concentran más de la mitad de los contratos de suministro estadounidense, pero tiene la libertad de enviar el combustible a cualquier parte del mundo, alentando las operaciones de contado.

1
LOS PRECIOS MUNDIALES


Barco de transporte de GNL (Bloomberg)

Este cambio va a pesar en los ya de por si bajos precios del GNL a nivel mundial.

El precio al contado de GNL de la WGI Northeast Asia tiene un promedio de sólo cinco dólares por millón de unidades térmicas británicas (MMBtu por sus siglas en inglés) en lo que va del año, con un premio de 2.83 dólares sobre los precios de referencia de Estados Unidos. Hace dos años, la diferencia fue de alrededor de 10 dólares.

El premio en los futuros de GNL negociados en el Reino Unido frente a los precios estadounidenses se redujeron a casi la mitad, a solo 2.16 dólares.

Incluso, la ampliación del Canal de Panamá va a tener un impacto también sobre los precios.

Es ahora capaz de manejar la mayoría de los buques de GNL del mundo, reduciendo el tiempo y los costos para las cargas de los Estados Unidos a destinos como Chile y Japón.