Economía

Garita Otay II de Tijuana, en 2015

La construcción de esta nueva garita espera eficientar el tráfico comercial entre fronteras.
Israel Ibarra
27 enero 2014 23:22 Última actualización 28 enero 2014 5:0
Puente Fronterizo

La construcción de la nueva garita espera eficientar el tráfico entre fronteras y facilitar el comercio.

Tijuana.- La nueva garita comercial llamada “Otay II”, comenzaría a construirse en 2015 y contempla una aduana inteligente, explicó Gabriel Merino Fausto, ex presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO).

Se espera que este año ocurra la adquisición de los últimos terrenos en ambos lados de la frontera.

El proyecto, considerado en el Plan Integral de Desarrollo Industrial que comenzó en 2012, fue autorizado por los gobiernos de México y Estados Unidos.

El nuevo recinto aduanero permitirá que no se detengan los camiones de carga mientras se realizan actividades de importación y exportación; las mercancías y los camiones tendrán una certificación desde las empresas, a través de tecnología como monitoreos de vigilancia al subir la mercancía, explicó Merino.

El proyecto ejecutivo, que supera 10 veces a la actual garita comercial de Otay, fue presentado por 25 ingenieros a las autoridades de Estados Unidos y México y contempla la construcción de un centro de control y mando.

La inversión prevista en equipamiento electrónico y virtual es de 32.5 millones de dólares y para la parte de infraestructura, de 840 millones de pesos.

La semana pasada ocurrió una reunión con Homeland Security para ratificar el proyecto a través de los programas C-TPAT de Estados Unidos y NEEC de México.

“El gobernador de Baja California, Francisco Vega, está muy interesado en el tema, ya que permitirá la construcción de parques industriales y empresas de gran tamaño. Incluye la integración del ferrocarril de Tecate a Ensenada para recibir mercancías de China (al puerto)... y por ferrocarril traerlas a la nueva Garita de Otay”, expuso Merino.

Agregó que la garita de Otay “ya no tiene capacidad para manejar la exportación de todas las mercancías”.

“De no efectuarse las obras, las maquiladoras podrían irse a otras zonas como Nuevo Laredo”, consideró.