Economía

Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis

Diez de los mayores bancos del país ganaron un total de 30 mil mdd en el último trimestre, fortalecidos por las operaciones de préstamos, pese a que el aumento en los ingresos procedentes de las unidades de negociación más volátiles se atenuó.
Bloomberg
21 julio 2017 11:4 Última actualización 21 julio 2017 15:35
JPMorgan

(Bloomberg)

La última vez que los grandes bancos estadounidenses ganaron tanto dinero, el mundo financiero se dirigía hacia el borde del colapso. Esta vez, lo que peligra es la regulación rígida.

Diez de los mayores bancos del país, incluidos JPMorgan Chase & Co. y Bank of America ganaron un total de 30 mil millones de dólares en el último trimestre, unos pocos cientos de millones de dólares menos que en el segundo trimestre de 2007, según datos compilados por Bloomberg. El logro llega justo cuando la larga campaña del sector contra las normas posteriores a la crisis gana terreno con la administración de Trump.

Los bancos han estado censurando regulaciones dirigidas a frenar el riesgo, culpándolas de afectar los mercados de capitales y desalentar los préstamos a consumidores y empresas. Haciéndose eco de esas quejas, el presidente Donald Trump ha pedido a los reguladores que encuentren maneras de aliviarlas. Pero en el segundo trimestre de este año, los bancos vieron fortalecidas sus ganancias por las operaciones de préstamos, pese a que el aumento en los ingresos procedentes de las unidades de negociación más volátiles se atenuó.

"Esto demuestra que la legislación que aprobamos no retrasa en modo alguno la capacidad de los bancos para ganar dinero", dijo Barney Frank, el excongresista cuyo nombre aparece en la ley de 2010 que endurece la supervisión en el sector. Los bancos están sosteniendo la economía, dijo. Y "muy específicamente, esto refuta la afirmación de Trump de que reducimos los préstamos. ¿Cómo pueden los bancos obtener ganancias récord si no pueden prestar --especialmente cuando las negociaciones bajan?"

El segundo trimestre no fue un accidente. Si se miran incluso los últimos 12 meses, las utilidades siguen cerca del mismo nivel que en 2007.

La cifra de 2007 incluye los beneficios de gigantes de Wall Street que eran independientes en ese momento, como Merrill Lynch & Co. y Bear Stearns, pero fueron adquiridos por rivales más grandes sucumbiendo al colapso. Las 10 firmas de la lista correspondiente a este año son los bancos de Estados Unidos con el ingreso neto más alto que tienen por lo menos 100 mil millones de préstamos.

Ese grupo genera en este momento más de 57 millones de dólares de ganancia por hora de trabajo.

La Ley Dodd-Frank propició cambios radicales que incluyeron controlar la capacidad de los bancos para apostar su propio dinero a los precios de mercado, estableciendo un nuevo sistema para confiscar y reducir empresas en quiebra y agilizar las operaciones con derivados. Mientras tanto, los reguladores de todo el mundo revisaron las normas de capital, requiriendo que los bancos tuvieran mayores protecciones para absorber pérdidas en una recesión económica. También revelaron normas sobre liquidez, buscando asegurar que las entidades crediticias tengan dinero suficiente o activos fáciles de vender para mantenerse a flote si el financiamiento externo huye en pánico.

La industria ha argumentado que las reglas fueron demasiado lejos y se acumularon sin suficiente consideración para la forma en que interactuarían entre sí.

El máximo responsable de JPMorgan, Jamie Dimon, dijo el 14 de julio que los bancos habrían ganado 2 billones de dólares más en préstamos en los últimos cinco años si las reglas no fueran tan estrictas. Las pequeñas empresas tienen dificultades para acceder a los mercados de capitales, dijo Dimon a los analistas en una conferencia telefónica para discutir las ganancias.