Economía

Ganancia neta de Deutsche Bank se reduce 98% en 2T16

El banco alemán reportó una ganancia neta de 20 millones de euros en el segundo trimestre del año comparados con 818 millones de euros en igual trimestre del año anterior. 
Leticia Hernández
29 julio 2016 12:0 Última actualización 29 julio 2016 12:19
Deutsche Bank

Todavía en 2014 el grupo logró una ganancia neta de mil 691 millones de euros, pero en 2015 las pérdidas neta alcanzaron 6 mil 772 millones de euros. (Bloomberg)

En medio de una profunda reestructura el grupo financiero alemán, Deutsche Bank obtuvo en el segundo trimestre del año una ganancia neta marginal para la dimensión de sus operaciones globales

Deutsche Bank obtuvo una ganancia neta de 20 millones de euros en el segundo trimestre del año comparados con 818 millones de euros en igual trimestre del año anterior, una caída de 98 por ciento.

Aunque su director general dijo estar disminuyendo los riesgos en su hoja de balance, advirtió “que de continuar el entorno de debilidad económica, deberán intensificar su reestructura”.

“Hemos continuado disminuyendo el riesgo de nuestra hoja de balance, invirtiendo en nuestro proceso y modernizando nuestra infraestructura. Sin embargo, si el actual entorno de debilidad económica persiste, necesitaremos ser más ambiciosos en el tiempo e intensificar nuestra reestructura”, señaló John Cryan, director general del grupo financiero con sede en Frankfort, Alemania en la carta a inversionistas con sus resultados trimestrales.

Entre abril y junio Deutsche Bank reportó ingresos 20 por ciento menores a los del mismo trimestre del año anterior. La utilidad antes de impuestos de 408 millones de euros fue 67 por ciento menos. Mientras que, la ganancia neta fue de 20 millones de euros comparada con 818 millones un año atrás.

Los negocios de Mercados Globales, Finanzas Corporativas y Deutsche Gestión de Activos, fueron los más sensibles al cambiante ambiente de los mercados con incertidumbres macroeconómicas, incluido el referéndum en el Reino Unido sobre su salida de la Unión Europea, un ambiente de continuas bajas tasas de interés en Europa y la implementación de decisiones estratégicas.

El negocio del banco permaneció fuerte cumpliendo los requerimientos de liquidez y bajos niveles de riesgo en su portafolio crediticio.

“Entre los Bancos Globales Importantes Sistemáticamente (GSIBs), Deutsche Bank parece ser el más importante contribuidor neto de riesgo sistémico, seguido por HSBC y Credit Suisse”, señala el FMI en el reporte publicado en junio sobre la banca alemana.

El sistema bancario alemán ha estado en continua consolidación desde el inicio de la crisis financiera global, con una reducción en el número de instituciones en más del 60 por ciento comparado con los niveles de 1990.

El primer pilar del sistema bancario, el sector de la banca comercial privada, está dominado por tres grandes grupos: Deutsche Bank, Commerzbank y Hypo Vereinsbank. También hay otros 160 bancos comerciales privados y otros más de nicho.

Todavía en 2014 el grupo logró una ganancia neta de mil 691 millones de euros, pero en 2015 las pérdidas neta alcanzaron seis mil 772 millones de euros.

Con el proceso de reestructura, los resultados de los primeros seis meses del 2016 arrojan una utilidad neta de 256 millones de euros, 81.4 por ciento, menos que un año atrás.

Las acciones de Deutsche Bank en la bolsa de Nueva York cerraron el jueves en 13.25 dólares, comparado con los 147 dólares en los que oscilaba en abril de 2007.

: