Economía

Ganancia neta de BBVA sube 36% en 4T2015

En medio de un débil crecimiento, tasas de interés históricamente bajas y mucha competencia, el banco español incrementó 36.4% sus ganancias del último trimestre de 2015.
Reuters
03 febrero 2016 7:52 Última actualización 03 febrero 2016 7:53
BBVA

(Bloomberg)

MADRID.- El segundo banco más grande de España, BBVA, reportó un aumento del 36.4 por ciento en sus ganancias netas del cuarto trimestre, ayudado por menores provisiones ante préstamos incobrables y una leve recuperación de sus negocios que también elevaron los niveles de capital del prestamista.

Los bancos españoles, que enfrentan un débil crecimiento, tasas de interés históricamente bajas y una competencia feroz en momentos en que España emerge de una recesión, aún deben recuperarse del todo de la peor crisis en décadas.

Al igual que la mayoría de sus pares en España, BBVA se las arregló para incrementar su margen de interés, una medición de las ganancias por préstamos menos los costos de depósitos, a 4 mil 415 millones de euros a tasa interanual en el cuarto trimestre.


La cifra estuvo levemente por debajo de las expectativas de los analistas y representa un declive respecto a los tres meses previos terminados en septiembre.

La ganancia neta tuvo mejores resultados, puesto que el banco consiguió utilidades por operaciones financieras en el periodo y asumió menos cargos, en comparación con igual periodo del año anterior y el tercer trimestre, cuando se vio impactado por una amortización de mil 800 millones de euros por su filial en Turquía.

Como resultado, mientras que el margen neto por intereses subió un 8.7 por ciento a 16 mil 426 millones de euros en todo el año, la ganancia neta se incrementó sólo en un modesto 0.9 por ciento a 2 mil 642 millones de euros.

El ratio de capital estructural de nivel Tier 1 bajo las normas más estrictas de Basilea III subió a 10.3 por ciento hasta fines de diciembre, en comparación con el 9.8 por ciento en los tres meses previos, cumpliendo con la meta de BBVA de superar el 10 por ciento.

El prestamista español también redujo sus niveles de préstamos incobrables a 5.4 por ciento a fines del año, desde 5.8 por ciento registrados en el tercer trimestre.

: