Economía

G20 descarta llamado a la Fed para retrasar alza de tasas de interés

Los ministros de Finanzas y banqueros centrales del grupo de las 20 principales economías consideraron que lo primordial será lidiar con la inestabilidad y cómo hacer para que retorne el crecimiento económico.
Reuters
04 septiembre 2015 8:50 Última actualización 04 septiembre 2015 8:50
Módulo especial Reserva Federal Fed. (Especial)

Módulo especial Reserva Federal Fed. (Especial)

ANKARA.- La Reserva Federal de Estados Unidos está bajo presión de los mercados emergentes para que no eleve las tasas de interés demasiado pronto porque las turbulencias en China amenazan al crecimiento global, pero el G20 no hará un llamado público para retrasarlo, dijeron este viernes delegados reunidos en Turquía.

Un crecimiento menor en China y el aumento de la volatilidad del mercado han incrementado los riesgos para la economía mundial, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de la reunión del G20, citando una serie de peligros potenciales como la depreciación de las divisas emergentes y la caída de los precios de las materias primas.

Los ministros de Finanzas y banqueros centrales del grupo de las 20 principales economías presionarán más a China para conocer sus planes para lidiar con la ralentización, en medio de la preocupación del mercado de que un aumento de tasas en Estados Unidos en plena crisis china pueda añadir más presión, dijeron los delegados en Ankara.

"El centro de atención va a ser cómo lidiar con la inestabilidad y cómo hacer para que retorne el crecimiento", dijo el ministro de Finanzas de Canadá, Joe Oliver, mientras se desarrollaba la reunión de dos días.

Pero es poco probable que el G20 presente nuevas medidas concretas para abordar el contagio de la inestabilidad en la segunda mayor economía del mundo, o que pida directamente a Pekín que lidie con temas estructurales, como el incremento de la morosidad.

Tampoco es probable que presione a la Fed para que retrase su esperada alza de tasas de interés, pese al nerviosismo en algunos mercados emergentes de que dicha medida provoque fugas de capital y volatilidad cambiaria.

"No podemos vivir siempre del dinero fácil", dijo a Reuters el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, cuyo país detenta la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

"La decisión de la Fed estará influida por muchos factores dentro y fuera de Estados Unidos (...) Este G20 se produce en un muy buen momento porque da a la Fed una oportunidad de medir todos los elementos en juego", afirmó.

"Uno debe ser realista de que en algún momento la curva de las tasas de interés tendrá que cambiar", agregó.

Una fuente del G20 dijo que el comunicado probablemente no irá más allá de un llamado general a la cautela para los bancos centrales para que tengan en cuenta las consecuencias de cualquier cambio en la política monetaria.

"No habrá una exigencia abierta para que la Fed actúe", dijo la fuente a Reuters.