Economía

Fraude con carne de caballo afecta a Alemania

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 11 abril 2013 16:54

[Bloomberg] Autoridades quieren detectar los lugares que compraron la carne procedente de Holanda para retirar el producto. 


Notimex


Berlín .- En Alemania 124 comercios, empresas y procesadoras de alimentos compraron toneladas de carne procedente de Holanda que llevaba etiquetas fraudulentas y en las que se mezcló carne de caballo con la de res, informaron hoy autoridades.

La Ministra alemana del Agro y Protección al Consumidor, Ilse Aigner, estimó este jueves que casi todos los 16 estados alemanes habían recibido ese producto.

Para las autoridades en los estados alemanes empieza ahora el trabajo de detectar los lugares que compraron la carne procedente de Holanda de forma que se pueda retirar ese producto; sin embargo, una parte seguramente ya se consumió.


Portavoces del Ministerio del Agro y Protección al Consumidor informaron que la carne de caballo es cualitativamente igual a la de res, pero el problema reside en que no se sabe la procedencia ni el estado de esos animales al ser sacrificados.


El descubrimiento es la continuación del escándalo que tuvo lugar hace varias semanas cuando se detectó por primera vez que en los supermercados alemanes había alimentos congelados cuyas etiquetas informaban que contenían carne de res y en vez de ser así, era carne de caballo, procedente de Rumania.


Las autoridades europeas informaron en Bruselas que los envíos de carne de procedencia incierta suman alrededor de 50,000 toneladas y han ido a parar a todos los 27 países de la Unión Europea.


Las autoridades holandesas detectaron, al parecer, una amplia cadena de estaciones para llevar a cabo el fraude. El sospechoso que más sobre sale hasta el momento es un negocio mayorista que se ubica en el Sur de Holanda y que lleva el nombre de Willy Selten.


El comerciante está desde hace meses bajo sospecha de fraude, mientras las autoridades holandesas revisaron sus instalaciones en febrero y descubrieron carne de caballo.


Empleados de Selten se habrían puesto en contacto hace varios meses con las autoridades holandesas para denunciar que el comerciante estaba vendiendo carne barata de caballo bajo la etiqueta de carne de res pura.