Economía

Francia incumplirá meta de déficit y crecimiento, dice ministro de Finanzas

Aunque los problemas económicos de Francia son más un reflejo de la situación general en Europa, no deja de afectar sus finanzas y por ello las autoridades consideran que será hasta 2017 cuando el país logre sus objetivos económicos.
AP
10 septiembre 2014 11:1 Última actualización 10 septiembre 2014 11:57
Michel Sapin

La segunda economía europea sólo saldrá del estancamiento de manera lenta. (AP)

PARÍS.- Las autoridades de Francia ajustaron a la baja sus previsiones de crecimiento y aseguraron que no será posible cumplir con los objetivos de déficit durante tres años más.

Así, queda confirmando que la segunda economía europea saldrá del estancamiento de manera lenta.

El ministro de Finanzas, Michel Sapin, informó que el déficit en el presupuesto rondará 4.3 por ciento del PIB en 2015 y no quedará por debajo del 3.0 por ciento fijado para los países de la Unión Europea hasta 2017, diez años después de haber alcanzado el objetivo por última vez.


Sapin revisó de nuevo las cifras de crecimiento a 0.4 por ciento este año y 1.0 por ciento para el que viene, desde las previsiones iniciales de 1.7 por ciento.

Los problemas económicos de Francia reflejan una falta de crecimiento más general en Europa. Sapin señaló que hay que tomar en consideración "una realidad económica que nos afecta a todos", aunque indicó que París no pide un cambio en las normas presupuestarias. El gobierno de Hollande había negociado antes un retraso en el cumplimiento del objetivo hasta 2015.

Como otros países europeos, Francia está teniendo problemas para recortar su déficit tras años de gastos excesivos del gobierno. Sapin dijo que el gobierno socialista recortará el año que viene 21 mil millones de euros (unos 27 mil millones de dólares), y 50 mil millones de euros (64 mil millones de dólares) para 2017, el último año de la actual Legislatura del presidente François Hollande.

Francia no es la única nación que ha incumplido el objetivo de déficit; el año pasado lo hicieron Reino Unido, Grecia, España e Irlanda, entre otros.