Economía

'Fracklog', sistema de almacenamiento de petróleo que está de moda

Tras la caída de precios del crudo, los operadores lo compran y lo guardan para asegurarse ganancias a los precios futuros más altos.
Bloomberg
06 marzo 2015 12:41 Última actualización 06 marzo 2015 12:42
Pozo petrolero en el campo Inglewood de Los Angeles, California. (Foto: Bloomberg)

Pozo petrolero en el campo Inglewood de Los Angeles, California. (Foto: Bloomberg)

Los perforadores petroleros que esperan un repunte de los precios después de la mayor caída en seis años han pensado en una alternativa al almacenamiento de su crudo en cisternas: lo guardan en el suelo.

Es un nuevo giro en una vieja técnica de negociación del petróleo, conocida como el juego del almacenamiento ‘contango’, donde un operador compra crudo barato en un mercado con sobreoferta y lo guarda para asegurarse ganancias a los precios futuros más altos. Los perforadores que invirtieron millones horadando pozos a través de la roca de esquistos rica en petróleo están esperando que los precios suban para abrir el grifo.

Sobre la base de las estimaciones de Wood Mackenzie Ltd. y RBC Capital Markets LLC, desde North Dakota hasta Texas, hay más de tres mil pozos que fueron perforados pero no explotados. La espera otorga a productores como Apache Corp. y EOG Resources Inc. una mejor probabilidad de recibir un precio más alto. También podría demorar una recuperación atrayendo más oferta cada vez que el precio sube.

“Efectivamente, la roca es el depósito”, dijo por teléfono Troy Cook, analista de la Administración de Información Energética en Washington D.C. “Pudiendo sostenerlo, ciertamente se podría optar por esperar hasta que el precio suba”.

El West Texas Intermediate se estabilizó en 50.76 dólares el jueves pasado, más de un 50 por ciento menos desde junio. El descuento del contrato con vencimiento más cercano respecto de los precios anuales cayó hasta12.32 dólares el barril el 26 de febrero, la brecha más grande en más de cuatro años.

FRACTURA HIDRÁULICA

La perforación de esquistos es un proceso en dos partes.

Una vez que una plataforma excava un túnel horizontal a través de las capas subterráneas de esquistos, otro equipo lo hace explotar con una mezcla de agua, arena y sustancias químicas para agrietar la roca y liberar el petróleo. Sólo después del segundo proceso, conocido como fractura hidráulica o “fracking”, el pozo está completo y en condiciones de producir petróleo.

La acumulación de pozos no fracturados –llamado “fracklog”- es una de las razones por las que la producción de crudo estadounidense seguramente subirá pese a que las compañías han desactivado más de un tercio de las plataformas que estaban perforando para extraer petróleo en octubre. Aproximadamente 85 por ciento de los pozos estadounidenses no están siendo completados en este momento, dijo en una entrevista el 2 de marzo Harold Hamm, máximo responsable ejecutivo de Continental Resources Inc.

“Aun clausurando todas las perforaciones y limitándose a completar los pozos, estamos hablando de medio año de crecimiento de la producción”, dijo Harold York, vicepresidente de investigación energética integrada en la compañía consultora Wood Mackenzie Ltd.

Estados Unidos produjo 9.32 millones de barriles de crudo la semana del 27 de febrero, el nivel más alto en datos de la Administración de Información Energética que se remontan a 1983. La producción promediará 9.3 millones de barriles diarios este año, un 7.8 por ciento más que en 2014, predijo el organismo el 10 de febrero. Las existencias de petróleo en 444.4 millones de barriles alcanzan el nivel más alto desde 1930.