Economía

Fracasará queja de EU, afirman azucareros

La demanda de Estados Unidos por dumping en las exportaciones de azúcar mexicana está descartada, pues los bajos costos
se deben a la caída de los precios internacionales, coinciden industriales del sector y productores de caña mexicanos.
Dainzú Patiño/Héctor Chávez
11 mayo 2014 21:56 Última actualización 12 mayo 2014 5:0
azucar

Cuotas al azúcar afecta relaciones comerciales de México con EU.(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si Estados Unidos impone cuotas compensatorias al azúcar mexicano se atentaría contra las disposiciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y además puede considerarse como una medida proteccionista que dañará a ambas economías, coincidieron expertos consultados por El Financiero.

Mientras se resuelve el caso y procede la investigación puede inhibirse el envío de las exportaciones de este producto al vecino país. Para México tendría una afectación importante, pues entre el 25 y 30 por ciento de la producción nacional se va a EU, señaló José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Por su parte, Enrique Zavala, vicepresidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM) señaló que este tipo de medidas, son más frecuentes en sectores donde México es competitivo, en este caso el agropecuario.

NO PROSPERARÁ DEMANDA

Industriales del azúcar y productores de caña descartan que la demanda del gobierno de EU por dumping en las exportaciones de azúcar mexicana prospere, pues aseguran que los bajos costos se deben a la caída de los precios internacionales.

En entrevista, Rubén García Treviño, ex director de la Asociación Nacional de Empresas Azucareras, dijo que los precios se deben al tema de la oferta y la demanda, pero son los mismos consumidores de azúcar en Estados Unidos los que ya están inconformes al asegurar que este tipo de demandas lo único que generan son incrementos en los precios sin beneficio a la industria. “No veo muchos argumentos válidos para que prospere este tipo de demandas”.

Reconoció que este problema se debe en mucho a que la industria del azúcar mexicana se encuentra dividida y no ha logrado ni siquiera ordenar su mercado interno.

Por su parte Carlos Blackaller Ayala, presidente de la Unión Nacional de Cañeros, dijo que ahora corresponderá al gobierno, a través de las secretarías de Agricultura y de Economía, así como de la presidencia, tratar el asunto con su contraparte norteamericana y llegar a conclusiones que permitan verdaderos acuerdos y un esquema de trabajo productivo que impulse la relación comercial de ambos países.