Economía

Fracasa intento de contar con padrón empresarial

A dos décadas de haber sido creado, el Sistema de Información Empresarial Mexicano no ha cumplido con sus objetivos, puesto que debería tener registradas más de cinco millones de empresas, pero sólo tiene cerca de 700 mil.
Isabel Becerril
07 agosto 2015 0:15 Última actualización 07 agosto 2015 5:5
industria

El Sistema de Información Empresarial Mexicano sólo tiene inscritas a poco más de 700 mil empresas en el país. [Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- México se encuentra lejos de contar con un gran directorio empresarial en donde tenga registradas a todas las empresas por tamaño y giro, como lo proyectó el gobierno federal hace casi dos décadas con el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM).

Hasta la fecha este mecanismo no ha cumplido con el objetivo de su creación en materia de cobertura y funcionalidad, por lo que representa un gasto oneroso para las empresas.

Sin embargo, no puede desaparecer porque morirían muchas cámaras empresariales que viven de los recursos que reciben por operarlo.

Humberto Lozano Avilés, presidente de la Cámara Nacional de Comercio del Distrito Federal (Canaco-DF), anotó que 600 mil negocios establecidos en la capital deberían estar registrados al SIEM y sólo hay 50 mil en lo que va de 2015, “es decir, en números redondos sólo están inscritos al sistema el 9 por ciento de los comercios.


Rodrigo Alpízar Vallejo, líder de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), señaló que a nivel nacional deberían estar registradas al SIEM, cinco millones 144 mil 56 empresas, sin embargo hay menos de 700 mil, un 13 por ciento del total.

De acuerdo con información del mismo SIEM, los números del registro de las empresas no han variado en la última década.

Hasta principios de agosto estaban registradas 676 mil 669 empresas, cifra ligeramente inferior a las 678 mil 941 de 2005. La mayor cantidad se reportó en 2013, con 789 mil 760.

A pesar de que una de las funciones de la Secretaría de Economía es la de multar a las empresas que no se registren al SIEM, este trabajo no lo ha llevado a cabo, porque no cuenta con inspectores para realizar esa labor y las cámaras empresariales, que son las mandatarias para la cobranza del Sistema, no reportan a ningún negocio.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) calculó que en 2007 la Secretaría de Economía dejó de tener recursos propios en un rango de 32 mil 210 a 99 mil 630 millones de pesos, por concepto de multas que no cobró a tres millones 412 mil empresas no registradas.

SE DEJAN IR CUANTIOSOS RECURSOS
Si se utilizara el número de empresas registradas por el INEGI como el total de empresas que deberían formar parte del SIEM, resulta que para 2014 el monto que no cobró la dependencia por multas va de 58 mil a 175 mil millones de pesos. Esto, con una multa que va de 200 a 600 salarios mínimos.

Adán Rivera, presidente de la Asociación Nacional de Industriales de la Transformación, uno de los principales promotores de los amparos en contra del SIEM desde su creación, explicó que el gobierno argumentó que la creación de este mecanismo tenía dos objetivos.

Uno, contar con la información sobre las empresas en el país, para reconstruir las cadenas productivas que se rompieron o fracturaron a raíz de la apertura comercial.

El otro objetivo fue tener un padrón de establecimientos formales de todo tipo con una base de datos públicos, para que se conocieran referencias de posibles clientes o proveedores.

El registro al SIEM es obligatorio y se realiza a través de las cámaras empresariales. Entre los obstáculos que ha tenido el sistema es la limitada cobertura nacional de las cámaras, no existe una base de datos, ni un mecanismo de control y supervisión, principalmente.

De 2004 a 2014 sólo se han agregado  119 mil empresas al sistema, para un total de 742 mil mientras que el INEGI contó mas de 5.6 millones de empresas.