Economía

Forraje verde hidropónico, opción ante la sequía

10 febrero 2014 4:22 Última actualización 15 septiembre 2013 5:37

[Sagarpa Guanajuato aprobó 18 proyectos de producción de forraje verde hidropónico. / Luciano Vázquez] 


 

Luciano Vázquez

CELAYA, Gto.- Guanajuato incursionará en la producción de forraje verde hidropónico en la zona norte del estado, como una opción para hacer frente a la sequía que en los últimos años ha dejado sin alimento al ganado.

Con ese propósito, la Sagarpa Guanajuato aprobó 18 proyectos de producción de forraje verde hidropónico en los municipios de Ocampo, San Felipe, Dolores y San Diego de la Unión.

“Esta tecnología de producción intensiva de forraje es novedosa en la región y puede ser una alternativa más para abastecer y/o complementar la alimentación del ganado, sobre todo especies menores”, explicó el encargado de despacho de la Sagarpa, Silverio Rojas.

Según los especialistas, el forraje verde hidropónico es el resultado del proceso de germinación de granos de cereales o leguminosas (maíz, sorgo, cebada, trigo, alfalfa etcétera) sobre charolas. Se realiza durante un periodo de siete a 14 días, captando la energía del sol y asimilando los minerales de la solución nutritiva.

Para la producción de forraje verde hidropónico no se utiliza ningún sustrato, solamente semilla forrajera y una solución nutritiva adecuada para la producción del forraje y agua.

La germinación se inicia desde el momento en que se somete a la semilla a imbibición o hidratación a través del riego. Una vez que han aparecido las raicillas y las primeras hojas, la planta está capacitada para obtener los nutrientes del medio externo y demás elementos para fabricar su propio alimento (fotosíntesis), motivo por el cual se debe exponer a condiciones óptimas de luminosidad, oxigenación y nutrición.

El grano germinado alcanza una altura promedio de 25 centímetros; el animal consume desde la parte aérea formada por el tallo y las hojas verdes hasta los restos de semilla y la raíz.

Este procedimiento permite la producción intensiva de forraje fresco para animales de trabajo o engorda, ya sean vacas, caballos, cerdos, borregos, conejos, cuyos o gallinas, que maximiza el aprovechamiento de espacio y de recursos, con muy buenos resultados.

Existen diferentes técnicas para llevar a cabo la producción de forraje verde; sin embargo, en todas existen factores en común que resultan fundamentales para llegar a obtener un forraje de alto grado alimenticio para la especie animal que se esté destinando, como son la humedad, temperatura, aireación y luminosidad, así como las medidas fitosanitarias al inicio y durante la producción para mantener el forraje libre de hongos.

Algunas de las ventajas del forraje verde hidropónico son el suministro constante durante todos los días del año, se evitan alteraciones digestivas, menor incidencia de enfermedades, aumento de fertilidad y aumento de la producción de leche.

Rojas informó que los 18 proyectos autorizados “representan una inversión importante de la Sagarpa y con ello se pone de manifiesto la intención de trabajar con los pies en la tierra en favor de los productores menos favorecidos como hoy lo son quienes habitan en la zona norte del estado”.

Indicó que se autorizaron montos de inversión de un millón 285 mil 206 pesos en cuatro proyectos en Ocampo; tres millones 967 mil 668 pesos en diez proyectos en San Felipe; 967 mil 112 pesos en tres proyectos en Dolores Hidalgo y 351 mil 570 pesos en un proyecto en San Diego de la Unión.

El funcionario destacó que la implementación de estos proyectos permitirá producir hasta mil kilogramos diarios de forraje verde, el cual, de acuerdo con el manejo, puede proporcionar hasta 16 por ciento de proteína.

Las asociaciones ganaderas reportan que como consecuencia de las prolongadas sequías, el hato ganadero de Guanajuato cayó un 40 por ciento en los últimos dos años. Actualmente en el estado se tienen alrededor de 90 mil cabezas de bovinos, por lo que es urgente repoblar el hato.