Economía

Mexicanas, las más excluidas en servicios financieros:  Lagarde

La directora del FMI señaló que la inclusión financiera es un reto para el país, pues es un tema de inequidad y exclusión se presenta con mayor severidad en las mujeres de México.
Notimex
26 junio 2014 10:58 Última actualización 26 junio 2014 12:37
carstens y lagarde

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, junto a la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en el Foro Internacional de Inclusión Financiera  (Foto: Eladio Ortiz/El Financiero)

La inclusión financiera es un reto mayor para México, pues es un tema de inequidad y exclusión se presenta con mayor severidad en las mujeres de México, dijo este jueves Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la inauguración del Foro Internacional de Inclusión Financiera, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, dijo que más de la mitad de los municipios rurales no cuenta con servicios bancarios y más de 60 por ciento de los mexicanos acceden a algún tipo de mecanismo de ahorro o crédito de carácter informal.

“El tema de la inclusión financiera en realidad no es un tema financiero, es un tema de equidad social, es un tema de justicia y es un tema de cómo incorporar a aquellos que se han quedado atrás, a los menos favorecidos, a los beneficios de la economía de mercado, de la modernidad y de sector financiero”, añadió en Palacio Nacional, acompañado también por el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Es necesario que las autoridades financieras generen las condiciones para ofrecer mecanismos de ahorro y crédito a costos accesibles a la población menos favorecida, agregó el gobernador de Banxico.

Carstens destacó que la diferencia entre pobres y ricos no radica en tener conocimientos básicos o interés en temas financieros, sino “en los elevadísimos costos de transacción que enfrentan los que menos tienen”.

Refirió que las tandas organizadas en los trabajos o con los vecinos son una respuesta a la necesidad de ahorro y financiamiento de esta población.

Por ello, "el gran reto que tenemos las autoridades financieras es generar las condiciones para que estas necesidades de ahorro y financiamiento encuentren cauces modernos confiables y eficientes que permitan evolucionar los modelos populares de ahorro y crédito hacia canales formales. Esto debe abatir para el usuario los costos de transacción", indicó.