Economía

FMI revisa a la baja proyección del PIB a nivel mundial

El ritmo de expansión a nivel global será de 3.4% en 2014 frente al 3.7% previsto anteriormente. El pronóstico del organismo para el próximo año se mantuvo en 4.0%.
Diego Elías
24 julio 2014 10:3 Última actualización 24 julio 2014 10:3
Dólar

Dólar (Bloomberg)

Las secuelas de un primer trimestre flojo, particularmente en Estados Unidos (EU) y las perspectivas menos optimistas en varios mercados emergentes han provocado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) reduzca la expectativa de crecimiento a nivel mundial para el presente año.

De acuerdo con la última actualización del reporte de “Perspectivas de la economía mundial”, el ritmo de expansión a nivel global será de 3.4 por ciento en 2014 frente al 3.7 por ciento previsto anteriormente. En cambio, el pronóstico para el próximo año se mantuvo sin cambios en 4.0 por ciento, debido a que se espera un crecimiento más vigoroso en ciertas economías avanzadas.

A su vez, la proyección de crecimiento de las economías avanzadas disminuyó a 1.8 por ciento desde un previo de 2.2 por ciento. En este tipo de naciones destacó el caso de Estados Unidos, Francia, Italia y Canadá, quienes recibieron revisiones a la baja.


Por el contrario, las expectativas de países como Alemania, España, Japón y Reino Unido fueron mejores, ahora se espera que en 2014 crezcan 1.9 por ciento, 1.2 por ciento, 1.6 por ciento y 3.2 por ciento, respectivamente.

En el caso de las economías emergentes, la proyección para el presente año pasó de 4.8 por ciento a 4.6 por ciento. A pesar de que hace unos días el crecimiento de la economía china salió en línea con lo esperado, el FMI disminuyó la expectativa a 7.4 por ciento frente al 7.6 por ciento previo.

“Los riesgos a la baja siguen siendo motivo de preocupación. La agudización de los riesgos geopolíticos podría provocar una fuerte escalada de los precios del petróleo”, añadió el organismo con sede en Washington.

Mientras que los riesgos para los mercados financieros son que las tasas de interés a largo plazo en Estados Unidos suban inesperadamente y la posibilidad de que se revierta la reciente tendencia a la baja de las primas de riesgo y la volatilidad.