Economía

FMI renueva llamado a Reino Unido para que impulse crecimiento

10 febrero 2014 5:0 Última actualización 17 julio 2013 14:7

[Bloomberg] 


Reuters

Londres .- El Fondo Monetario Internacional (FMI) renovó el miércoles sus llamados para que el Gobierno británico haga más por impulsar su rezagada economía, aunque el ministro de Finanzas George Osborne recibió apoyo de países miembros del prestamista a sus medidas de austeridad.
 
"La economía está lejos de una recuperación sólida y sostenible", dijeron funcionarios del FMI, al expandir un reporte general publicado en mayo sobre Reino Unido por la entidad internacional.
 
El FMI dijo que hasta la fecha, las medidas de austeridad del Gobierno británico han sido las más severas en el mundo desarrollado, incluso aunque Osborne ha suavizado algunos de sus objetivos para abordar los problemas fiscales del país.
 
"Pese a la flexibilidad, la consolidación (fiscal) ha perjudicado el crecimiento", dijo el FMI en una evaluación anual.
 
Osborne entró en conflicto con el FMI previamente este año cuando quedó claro que el Fondo estaba perdiendo la paciencia con su determinación de mantener su paquete de recortes de gastos.
 
Pero la semana pasada el ministro británico recibió buenas noticias cuando el FMI elevó ligeramente su proyección de crecimiento económico para Reino Unido este año.
 
Y el miércoles, Osborne recibió otro impulso cuando una mayoría de los directores del Fondo -que representan a los gobiernos de los estados miembros- lo respaldaron en el asunto de las medidas de austeridad y rechazaron las recomendaciones del reporte general de la entidad.
 
"La mayoría de los directores destacó la importancia de mantener la consolidación fiscal para preservar la credibilidad, especialmente a la luz de la persistente debilidad de la posición fiscal", afirmó el Fondo Monetario Internacional en un documento divulgado a los medios.
 
En su reporte general, el Fondo estimó que la iniciativa para reducir el enorme déficit presupuestario de Reino Unido había borrado al menos un 2.5 por ciento de la producción económica (PIB) en base acumulativa.
 
El FMI recomendó en el informe tomar medidas para alentar el crecimiento e implementar los gastos programados en proyectos de infraestructura.