Economía

FMI plantea la deuda pública como fuente de crecimiento económico

El Fondo Monetario Internacional plantea la opción de vivir con elevada deuda, merece consideración en países en donde la sostenibilidad no está presionando el crecimiento.
Leticia Hernández Morón
02 junio 2015 11:9 Última actualización 02 junio 2015 11:9
dólar (Reuters/Archivo)

dólar (Reuters/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien algunas de las economías avanzadas enfrentan unos de los niveles de deuda pública más elevados desde la Segunda Guerra Mundial, en el debate sobre la velocidad con la que los gobiernos deben disminuirla, “se ha perdido la posibilidad de vivir con un relativamente alto endeudamiento permitiendo que sus radios disminuyan orgánicamente a través del crecimiento de la producción”, señala el Fondo Monetario Internacional.

En la Nota de Discusión, “Cuando debe la Deuda Pública ser Reducida”, el organismo internacional plantea que la opción de vivir con elevada deuda, merece consideración en países en donde la sostenibilidad de la deuda no está presionando.

El actual debate se centra en quienes consideran que la deuda es mala para el crecimiento y favorecen su rápida reducción, mientras que quienes toman consideraciones Keynesianas de gestión de la demanda argumentan a favor de un ritmo mesurado de consolidación, quizá con un aumento de la inversión pública mientras las tasas de interés permanecen en niveles históricamente bajos.

“En efecto, mientras que la deuda puede ser perjudicial para el crecimiento, no implica que deba ser pagada lo más rápidamente posible, incluso abstrayendo los efectos Keynesianos sobre la actividad y su salida. El propósito de este trabajo es provocar un debate sobre si los gobiernos deben buscar activamente pagar la deuda pública o simplemente vivir con elevado endeudamiento”, señala el reporte conducido por Jonathan D. Ostry, Atish R. Ghosh y Raphael Espinoza.

Las economías avanzadas están enfrentando algunos de los más altos radios de deuda pública desde la Segunda Guerra Mundial. Para esos países que no hay un riesgo inminente de perder acceso a los mercados, los actuales debates de política se centran en el tiempo apropiado en el que debe pagar la deuda pública.

El trabajo del FMI propone tres principios guía para identificar el momento oportuno para acelerar la disminución de los niveles de endeudamiento de los países. El primero es cuando la deuda pública es heredada, aunque acumulada por buenas razones, representa una carga lastre para la economía y oscurece las perspectivas de crecimiento e inversión. En segundo lugar, si el espacio fiscal sigue siendo amplio, las políticas para pagar deuda deliberadamente son normativamente indeseables y la tercera deuda pública debe ser emitida para suavizar los impuestos necesarios para financiar gastos bultosos. Esta acción produce una versión de la regla de oro mediante la cual la inversión pública es financiada con deuda.

Identifica los niveles de deuda entre tres zonas: una verde en donde el espacio fiscal es amplio; una amarilla, en la que el espacio es positivo pero los riesgos soberanos son salientes y la zona roja, en donde el espacio fiscal se ha agotado.

La principal razón por la que los gobiernos buscan disminuir su deuda es esencialmente la del manejo de riesgos, el desear un margen adicional para salir adelante con un riesgo contingente. La segunda razón es la creencia de que elevada deuda pública pesa en el crecimiento económico. Elevada deuda implica la necesidad de distorsionar actividad económica para el servicio de la deuda. Abre el debate sobre cuál es la prioridad: disminuir la deuda pública o construir infraestructura pública.