Economía

FMI encuentra limitadas posibilidades de impago entre empresas mexicanas

De acuerdo con el organismo, en México el buen desempeño del PIB interno contrarresta los efectos negativos de la caída de los precios del petróleo y el tipo de cambio, por lo que limita las probabilidades de incumplimiento de las empresas.
Leticia Hernández
26 abril 2016 22:0 Última actualización 27 abril 2016 10:0
dinero peso

dinero peso

El ajuste macroeconómico de los principales países de América Latina y el debilitamiento de sus monedas ha encendido focos alerta en el tema del endeudamiento de sus empresas y las posibilidades de caer en impago con su efecto colateral en el sistema bancario; sin embargo, en este aspecto en México “son limitadas esas posibilidades”, señala el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su reporte sobre las Perspectivas Económicas de América Latina, el organismo identifica entre los factores de riesgo para la región el apalancamiento de sus empresas tras las condiciones internacionales de financiamiento favorable para las corporaciones que prevalecieron en los últimos años.

Impulsado principalmente por deuda en bonos en moneda extranjera, el apalancamiento de las empresas de las cinco economías más importantes de la región (AL-5: Brasil, Chile, Colombia, México y Perú), se incrementó en los últimos cinco años en 2.2 veces al pasar de 170 mil millones de dólares en 2010 a 380 mil millones de dólares en 2015 equivalente al 10.5 por ciento del PIB conjunto.


“El ajuste macroeconómico que se está produciendo en la región ha implicado un debilitamiento sostenido de las monedas locales y un menor crecimiento potencial, lo cual ha complicado los ajustes de los balances”, señala el reporte.

El impacto de los cambios en las condiciones macroeconómicas sobre el riesgo de solvencia de las empresas no financieras y sus consecuencias para el sector bancario de los países del grupo AL-5, radica potencialmente sobre las reservas y el capital de los bancos.

“Los bancos de AL-5 tienen una exposición sustancial a los préstamos empresariales, que va del 8 por ciento del PIB en México al 35 por ciento del PIB en Chile”, detalla el reporte.

Con el deterioro del contexto macroeconómico en la región, los efectos más serios se presentan en Brasil, Colombia y Perú, en donde las probabilidades de incumplimiento de las empresas están en aumento desde 2014. En Brasil las dificultades sugieren que las probabilidades de incumplimiento continúen en ascenso este año para alcanzar niveles no observados desde 2008. En cambio, en Chile y México, las probabilidades de incumplimiento siguen siendo escasas en 2016 y 2017.

“En Chile y México, el buen desempeño del PIB interno contrarresta los efectos negativos de la caída de los precios del petróleo y el tipo de cambio, por lo que limita el aumento general de las probabilidades de incumplimiento de las empresas”, señala el informe.

: