Economía

FMI da a Argentina un año para corregir datos de PIB e inflación

El Fondo Monetario Internacional señaló que los datos oficiales del PIB e inflación de Argentina son imprecisos, por lo que su directorio fijo un año de plazo para que la nación corrija estas irregularidades.
AP
03 junio 2015 18:54 Última actualización 03 junio 2015 19:1
Etiquetas
Argentina

FMI dio un año a Argentina para que corrija sus datos sobre PIB e inflación. (Bloomberg)

WASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional concedió hoy un año de plazo a Argentina para que corrija imprecisiones de sus datos oficiales sobre Producto Interno Bruto e inflación.

Al analizar un informe consignado el mes pasado por la directora Christine Lagarde, el directorio del organismo multilateral determinó que la nación sudamericana aún no ha implementado completamente el tercer conjunto de medidas requeridas para fines de febrero de 2015.

El economista jefe del FMI para América Latina, Alejandro Werner, dijo que las fallas —las cuales no especificó— no pueden corregirse en una semana o un mes porque requieren un trabajo técnico complejo y prolongado.


El directorio impuso el 15 de julio del 2016 como fecha límite para que Lagarde presente un nuevo informe sobre la corrección de imprecisiones en los indicadores oficiales argentinos.

Werner agregó que si Argentina logra remediar las falencias anticipadamente, entonces Lagarde enviará un reporte al directorio antes de la fecha prevista.

Durante su visita a la sede del FMI en abril, el ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, manifestó su expectativa de que el FMI siga acompañando la reformulación de un nuevo índice inflacionario.

El FMI jugó un papel determinante para que las autoridades argentinas presentaran en febrero un nuevo índice al aplicar en marzo de 2013 una moción de censura al país sudamericano por sus criticadas estadísticas de inflación y crecimiento de la economía.

El organismo hasta amenazó con una suspensión.

Los argentinos acudirán a las urnas el 25 de octubre para elegir al sucesor de la presidenta Cristina Fernández, quien no puede aspirar a un tercer mandato.