Economía

FMI baja a 2.4% pronóstico de crecimiento de México

El debilitado sector de la construcción y una recuperación económica más lenta en EU fueron los motivos del recorte; la previsión para 2015 se mantiene en 3.5 por ciento.
Diego Elías
24 julio 2014 9:35 Última actualización 24 julio 2014 11:56
México mexicanos ángel independencia (Foto: Reuters/Archivo)

México mexicanos ángel independencia (Foto: Reuters/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó el pronóstico de crecimiento económico de México para 2014 a 2.4 por ciento frente al 3.0 por ciento previsto anteriormente, según la actualización del reporte de “Perspectivas de la economía mundial” de julio.

El argumento del organismo internacional fue que el debilitado sector de la construcción seguirá siendo un lastre para la economía mexicana, además de una recuperación económica más lenta en Estados Unidos.

Y es que ayer la institución volvió a reducir la perspectiva del Producto Interno Bruto (PIB) del país vecino del norte para 2014, resultado del duro invierno que provocó que la economía más grande registrará la mayor contracción desde 2005 en los primeros tres meses del año.


No olvidemos que en los anteriores reportes, el FMI basaba sus estimaciones para México principalmente en dos motivos: una mejor demanda externa que específicamente se vería impulsada por la economía estadunidenses y la implementación de las reformas estructurales.

De hecho, la proyección de crecimiento en México para 2015 no se modificó, es decir se espera un repunte en la actividad económica hasta el 3.5 por ciento.

En conferencia de prensa, el subdirector del Departamento de Estudios de ese organismo, Gian Maria Milesi-Ferretti, consideró que el pronóstico es realista, en tanto que el Consejero Económico, Olivier Blanchard, comentó que los efectos de las reformas estructurales se verán en el mediano y largo plazos, probablemente en dos años.

Por otra parte, la expectativa de crecimiento económico para América Latina también se revisó a la baja, pues ahora se espera que dicha región crezca 2.0 por ciento frente al 2.5 por ciento anticipado anteriormente.

Para el próximo año el organismo internacional también disminuyó el pronóstico de Latinoamérica, al pasar de 2.9 por ciento a 2.6 por ciento. Esto fue resultado de la baja en las expectativas de las dos principales economías de la región.

Es decir, la deteriorada economía brasileña también fue sujeta a revisión, pues se espera que el ritmo de expansión en este año sea del 1.3 por ciento, 0.6 puntos porcentuales menos que la estimación pasada. En el caso de 2015, la expectativa pasó de 2.6 por ciento a 2.0 por ciento.

“En Brasil, las condiciones financieras más restrictivas y la continua debilidad de la confianza de las empresas y los consumidores están frenando la inversión y moderando el crecimiento del consumo”, indicó la institución.

Con información de Marcela Ojeda