Economía

FMI avala acciones del Gobierno de México

Los ajustes al gasto para alcanzar la meta fiscal, la reestructura de Pemex y la asignación de las ganancias de Banxico son decisiones emprendidas por el gobierno mexicano que el FMI ve con buenos ojos.
Leticia Hernández
17 abril 2016 22:57 Última actualización 18 abril 2016 9:30
[Bloomberg] El FMI espera que América Latina y el Caribe crezca un 3.5% este año. 

Autoridades del FMI reiteraron que México junto con Centroamérica y el Caribe tienen las mejores expectativas en la región.
(Bloomberg)

Aun cuando sus proyecciones sobre el crecimiento de México han disminuido desde octubre del año pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) avaló las acciones que las autoridades han emprendido en varios frentes, principalmente para consolidar las finanzas públicas ante el impacto de la caída de los precios del petróleo.

Por lo que el organismo mantuvo la expectativa de que las reformas estructurales darán resultado en el largo plazo.

Los ajustes al gasto para alcanzar la meta fiscal, la profunda reestructura de Pemex y su capitalización, así como la reciente decisión sobre la asignación de las ganancias del Banco de México relacionadas a la depreciación del peso, fueron aprobados por funcionarios del organismo internacional.

“Las autoridades mexicanas han mantenido sus metas fiscales invariablemente de las fluctuaciones de los precios del petróleo y están comprometidos en alcanzarlas. La acción que ya ha indicado el gobierno con la profundización del ajuste al gasto, tendrá como consecuencia una aceleración del crecimiento más lento”, dijo Alejandro Werner, director del departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

En conferencia de prensa trasmitida vía web desde Washington, Werner reiteró que México junto con Centroamérica y el Caribe tienen las mejores expectativas en la región.

Con la estimación de que el PIB de México crezca 2.4 por ciento este 2016 y un 2.6 por ciento en 2017, Robert Rennhack, subdirector del mismo departamento, señaló que las reformas estructurales en marcha en México están en el camino correcto y aun cuando tienen en contra las condiciones de la economía global, darán resultados en el largo plazo.

“Las proyecciones sobre México han disminuido desde octubre del año pasado por varios factores y entre ellos destaca que la producción petrolera es menor trimestre a trimestre y esto hace que el sector minero sea un lastre para el crecimiento del país y sus exportaciones”, dijo Robert Rennhack.

Aunque el crecimiento estimado para la economía mexicana es menor al previsto, consideró que las reformas estructurales avanzan en la dirección correcta, con sectores beneficiándose como telecomunicaciones y disminución en los precios de electricidad.