Economía

FMI advierte sobre impacto perjudicial
de inequidad

Christine Lagarde, indicó que la tecnología podría estar contribuyendo a agudizar las disparidades en los ingresos, lo que podría perjudicar a la economía y política de muchos países.
Reuters
25 febrero 2014 16:48 Última actualización 25 febrero 2014 17:14
christine lagarde

Disparidad puede generar bajo crecimiento, señala Christine Lagarde./(Reuters)

WASHINGTON.- El aumento de la inequidad puede perjudicar el crecimiento económico y los vínculos sociales, a la vez que podría causar inestabilidad política, advirtió el martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, hizo sonar la alarma sobre las crecientes disparidades en los ingresos por segunda vez este mes en un discurso en la Universidad de Stanford, luego de haber abordado el asunto durante una conferencia de la cadena BBC.

"El aumento de la inequidad y de la exclusión económica podría tener efectos perniciosos", dijo Lagarde, al destacar una investigación del FMI que muestra que las brechas de ingresos pueden generar un crecimiento más bajo y menos sustentable de los países.

"En los próximos años, ya no será suficiente con buscar simplemente el crecimiento de la economía (...) Necesitaremos preguntarnos si este crecimiento es inclusivo", aseveró.

Los últimos discursos de Lagarde han intentado colocar al FMI al frente de uno de los mayores debates globales, que incluyen a la inequidad de ingresos, las cuestiones de género y el cambio climático.

BRECHA AMPLIADA

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) también advirtió este mes que la brecha crónica entre ricos y pobres se está ampliando, lo que representa el mayor riesgo para el mundo este año. Los eventos de clima extremo fueron el segundo factor que podría provocar desequilibrios sistémicos, de acuerdo con un sondeo del WEF.

Lagarde dijo que la tecnología podría estar contribuyendo a agudizar las disparidades de ingresos y pidió mejorar los sistemas educativos para ayudar a las personas a afrontar los cambios de un mundo cada vez más interconectado.

Afirmó además que el mundo debía enfocarse en un "multilateralismo" en el que todos los países se consideren responsables para resolver los problemas globales.

"La buena noticia es que ya tenemos a algunas instituciones clave de multilateralismo a nuestra disposición (...) Piensen en el FMI, por ejemplo", indicó.