Economía

Fitch ve riesgos en PIB
y estabilidad de deuda

La incertidumbre que generó el triunfo de Trump en EU, sumado a una posible caída del peso frente al dólar causarían inestabilidad en la deuda de México y su relación con el PIB, consideró la calificadora.
Víctor Piz | Dainzú Patiño
09 diciembre 2016 11:32 Última actualización 12 diciembre 2016 5:0
Fitch Ratings. (Bloomberg)

Fitch Ratings. (Bloomberg)

El actual entorno económico en el mundo provocaría un menor crecimiento económico, lo que haría más difícil para México estabilizar la evolución de su deuda y la relación de ésta con el PIB, por lo que la calificadora Fitch Ratings redujo la perspectiva de México de estable a negativa, dijo Eugenio López Garza, director general de la firma en México en entrevista con El Financiero-Bloomberg.

“Ya habíamos enviado las señales de preocupación por el crecimiento económico. Con el actual entorno de incertidumbre, que pronosticamos provoque un menor crecimiento económico, prevemos que la evolución de la deuda del gobierno federal y su indicador de deuda-PIB, sea más difícil —de alcanzar— como se había comprometido”, señaló.

“Un incremento en la deuda pública, potencialmente puede tener impacto en la calificación soberana, actualmente en BBB+”, agregó.
Otro factor que hizo cambiar la expectativa de México por parte de Fitch son las posibles medidas que tomará el actual presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

“De uno a dos años, podríamos tomar, o nuestros comités, decisiones sobre la calificación de México. Uno de los elementos es que el endurecimiento de las políticas migratorias y el potencial proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio pueden implicar connotaciones negativas para el crecimiento económico y es lo que está enviado de señal este Outlook”, expuso.

2.4 por ciento
Es el promedio a cinco años del PIB de México, el cual es menor a la mediana del grupo con BBB, de 3.1 por ciento.

También preocupa que el actual consumo interno esté apoyado por las remesas y el tipo de cambio que ha favorecido, pero en un entorno 2017 más complejo podría comenzar a afectarse el mercado interno, agregó.

“Recordemos que el consumo interno ha apuntalado el crecimiento económico en el pasado reciente dada la debilidad de la manufactura en Estados Unidos y el efecto exportador”, comentó.

Aquí puedes ver la entrevista:

Menos de 2%
Estima Fitch que crezca México en 2017.

Son factores externos: Hacienda

Por su parte, Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda, explicó en entrevista con El Financiero, que el cambio en la perspectiva de estable a negativa que hizo Fitch Ratings, obedece a factores externos, especialmente la situación de Estados Unidos, mientras que los elementos internos se encuentran estables.

Señaló que internamente se cuidan las finanzas públicas mediante el objetivo de reducir la deuda, lograr un superávit primario el próximo año y hacer recortes al gasto de gobierno.

Por igual se tienen las reservas internacionales, la línea de crédito flexible, las coberturas petroleras y se instrumentan las reformas estructurales.

“Nos estamos enfocando en lo que sí podemos controlar, que es la tarea doméstica. No podemos controlar el Brexit, ni el precio del petróleo, ni el menor crecimiento en el mundo, ni el resultado de las elecciones en Estados Unidos, pero sí podemos controlar los factores domésticos”, expuso.

Rubio apuntó que “hacia adelante, hay incertidumbre sobre el tipo de políticas que puedan instrumentarse en Estados Unidos y la afectación que esto pueda tener sobre la economía mexicana”.

La funcionaria explicó que la ratificación de la calificación de deuda de México de BBB+, refleja la situación presente, es decir que México ha implementado las reformas y que está en un proceso de consolidación fiscal y disminución de la deuda.

En tanto, el cambio en la perspectiva refleja la situación a futuro.
“En el futuro, y la razón por la cual Fitch convoca a esta revisión, es porque cambian las circunstancias, en particular las internacionales; en particular los resultados de la elección en Estados Unidos. Son factores externos, que no controlamos”, subrayó.

La subsecretaria explicó que hay elementos que dan soporte a la confianza para la inversión en México, pese al panorama de incertidumbre que se enfrenta en el mundo, lo que ha permitido el avance en las reformas estructurales.

“En los últimos ocho meses, México ha tenido una serie de compromisos de inversión, los cuales ya se están materializando y nos hacen tener certidumbre. Podemos ir mejor si instrumentamos las reformas estructurales y los compromisos de política, sobretodo el de la consolidación fiscal. Están los buenos resultados de la ronda 1.4, vienen más farm-outs, más inversiones; están las inversiones de Walmart, AT&T y Citibanamex”, dijo la funcionaria.

Agregó que de abril a la fecha se tienen anuncios de inversiones por 105 mil millones de dólares.

La subsecretaria de Hacienda indicó que con Estados Unidos las autoridades mexicanas se involucrarán en un diálogo propositivo para avanzar en la agenda mexicana, la cual no es contraria a la de ese país y que tiene en común cadenas productivas que han generado competitividad en la región.