Economía

Fitch prevé deterioro en sistema bancario nacional

Para Fitch Ratings, el sector bancario nacional registrará un deteriorado desempeño en los próximos dos años debido principalmente en lo que se refiere a los préstamos y a la calidad de los activos.
Jeanette Leyva
19 diciembre 2016 21:59 Última actualización 20 diciembre 2016 5:0
Bancos (Especial)

No se esperan cambios en las calificaciones en escala nacional debido a la posibilidad de una baja potencial del soberano. (Especial)

El sector bancario mexicano se encuentra en riesgo de que su desempeño financiero se deteriore en los próximos 12 a 24 meses por lo que su perspectiva cambió a negativa desde estable, explicó Fitch Ratings.

De acuerdo con el reporte de la agencia sobre el sector bancario, las perspectivas de calificación y del sector son negativas después de la revisión de la calificación soberana del país.

“No se esperan cambios en las calificaciones en escala nacional debido a la posibilidad de una baja potencial del soberano”, indicó la agencia en su análisis.

La firma detalló que si bien no hay un efecto directo inmediato a consecuencia de los resultados de las elecciones en EU, los prospectos de crecimiento de los préstamos y la calidad de activos en 2017 se perciben inciertos y dependerán de la factibilidad con que el país norteño implemente medidas proteccionistas, y de cómo la confianza de los inversionistas y del consumidor evolucionen en el futuro próximo.

Indicó que las oportunidades de crecimiento permanecen amplias en el mediano y largo plazo, pero que el crecimiento del crédito modere su ritmo a un rango de entre seis por ciento y ocho por ciento en 2017.

Estimaron que el alza en las tasas de interés es positiva, ya que el margen de interés neto se ha beneficiado de los incrementos progresivos de los réditos, acumulando un total de 275 puntos base, iniciados desde diciembre de 2015, dada la representación amplia de depósitos de bajo costo en el fondeo.

“Fitch espera incrementos adicionales de las tasas de interés, debido a la volatilidad mayor en el mercado. Dichos márgenes más amplios podrían compensarse con una volatilidad mayor en los ingresos por intermediación en el corto plazo y cargos mayores por estimaciones preventivas en caso de un deterioro gradual del entorno operativo en el mediano plazo”.

A pesar del crecimiento de crédito continuo, los bancos comerciales mantienen perfiles de fondeo y liquidez sanos, subrayó Fitch.