Economía

Fitch baja nota de Quintana Roo y la coloca en observación negativa

12 febrero 2014 4:42 Última actualización 30 mayo 2013 14:36

[Bloomberg] La calificadora bajó la nota de BBB(mex) a BBB-(mex). 


 
Notimex
 
Fitch Ratings bajó la calificación a la calidad crediticia del estado de Quintana Roo y la colocó en observación negativa, ante el deterioro que ha observado su posición financiera.
 
La baja de la nota, de BBB(mex) a BBB-(mex) "refleja el deterioro observado en la posición financiera de Quintana Roo en los últimos ejercicios, lo cual se mantiene de acuerdo con la información observada de 2012 y el avance presupuestal de 2013".
 
Asegura que esto ha provocado un creciente déficit estructural de las finanzas públicas estatales, financiado principalmente con el aumento significativo de la deuda bancaria de corto y largo plazo, así como del pasivo circulante, y de manera adicional se registra una muy baja y decreciente disponibilidad de efectivo (caja).
 
Lo anterior se debe fundamentalmente al alto y creciente gasto operacional, lo cual limita la flexibilidad financiera de la entidad, muy en especial en los últimos tres ejercicios, precisa la calificadora internacional de riesgo crediticio.
 
Por su parte, la observación negativa se colocó debido a los próximos vencimientos de la deuda de corto plazo (agosto), la cual ascendió 2,688 millones de pesos al cierre del primer trimestre de 2013, considerada sustancialmente alta por parte de Fitch.
 
En su opinión, el gobierno de Quintana Roo debe considerar reducir o refinanciar esta deuda en condiciones similares a los créditos de largo plazo ya contratados, proceso al cual la calificadora dará seguimiento.
 
El crecimiento del pasivo circulante, en conjunto con el registro de déficits financieros similares o mayores a los observados en los recientes ejercicios y persistentes presiones de liquidez, podrían generar un ajuste a la baja en la calificación del estado.
 
Por el contrario, una disminución del gasto operacional y/o el incremento de los ingresos disponibles, que genere adecuados y estables niveles de ahorro interno, podrían mejorar la perspectiva crediticia de Quintana Roo.