Economía

Firmas de inversión ‘inflan’ sus resultados

A fin de atraer a nuevos inversores, diversas empresas de adquisición maquillan sus tasas internas de retorno, una situación que es muy frecuente, pero no ilegal.
Bloomberg
16 abril 2017 22:32 Última actualización 17 abril 2017 5:0
¿Cuál es el valor real del dólar?

¿Cuál es el valor real del dólar?

Comenzó la era de los esteroides en el capital privado.
Tal como ocurrió con muchos grandes bateadores de béisbol estas últimas décadas, las empresas de adquisición se aprovecharon de un elemento que mejora el desempeño inflando artificialmente los resultados, según muchos ejecutivos de la industria.

Esta práctica no es ilegal y, en gran parte, es cosmética, pero permite que las empresas de capital privado engorden lo que se conoce como su tasa interna de retorno (IRR, por sus siglas en inglés). Es el criterio de desempeño anual más importante que promueven con ‘bombos y platillos’ para seducir a potenciales inversores. Básicamente, la estrategia emplea préstamos bancarios de corto plazo para disminuir el tiempo en el que usan dinero de los inversores, con lo cual aumentan los resultados anuales.

“Uno quiere contratar a un gerente según lo bueno que sea invirtiendo, y esto lo vuelve confuso”, dijo Andrea Auerbach, directora de investigación sobre capital privado de Cambridge Associates LLC, una empresa de inversión con sede en Boston.

La estrategia se popularizó rápidamente en la industria estos últimos años, lo que refleja en parte la aprehensión de las empresas por ofrecer ganancias en una época en la que están muy altos los precios de las adquisiciones. Otro catalizador son las tasas de interés de referencia casi nulas, que dejan muy baratos los préstamos.

Los números inflados en la industria no son gran cosa para algunos planes de pensiones, donaciones y otros inversores sofisticados, conocidos como socios comanditarios.