Economía

Finanzas requieren un superávit de 300 mil mdp: CEESP

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) informó que para estabilizar las finanzas públicas y mantener constante la relación deuda a Producto Interno Bruto (PIB), se requiere un superávit primario cercano a 300 mil millones de pesos para 2017.
Leticia Hernández
04 septiembre 2016 21:30 Última actualización 05 septiembre 2016 5:0
El CEESP detalló que la Secretaría de Hacienda ajustó su expectativa para 2016 a un rango de entre 2.2 y 3.2 por ciento. (Cuartoscuro/Archivo)

El CEESP detalló que la Secretaría de Hacienda ajustó su expectativa para 2016 a un rango de entre 2.2 y 3.2 por ciento. (Cuartoscuro/Archivo)

Para estabilizar las finanzas públicas y mantener constante la relación deuda a Producto Interno Bruto (PIB) se requiere un superávit primario cercano a 300 mil millones de pesos para 2017.

Así lo estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), quien indicó que el sector público requiere un esfuerzo mayor al planteado por el gobierno en los Precriterios 2017, en donde se planteó el objetivo de lograr un superávit primario de 40 mil millones de pesos, equivalentes a 0.2 por ciento del PIB.

En su reporte semanal indicó que el elemento principal del Paquete Económico 2017 que las autoridades hacendarias entregarán al Congreso en esta semana es la meta de estabilizar la relación entre deuda pública y el PIB y será mediante una política de ajuste al gasto y de un ejercicio más eficiente de los recursos, ya que el gobierno ha mencionado que en lo que resta de esta administración no subirá impuestos ni creará nuevos.

El organismo consideró que es una buena señal que en los Precriterios 2017 el gobierno se planteó la meta de alcanzar el primer superávit primario después de ocho años consecutivos en los que los balances arrojan déficits. Sin embargo, sus pronósticos se realizaron con una previsión de crecimiento económico de 3 por ciento.

“Es obvio que esta expectativa se corregirá a la baja en función de los ajustes recientes en los pronósticos de crecimiento”.

El CEESP detalló que la Secretaría de Hacienda ajustó su expectativa para 2016 a un rango de entre 2.2 y 3.2 por ciento, cuando en el documento de Precriterios 2017 esperaba un avance de entre 2.6 y 3.6 por ciento.

Indicó que el compromiso que ha dejado ver la autoridad hacendaria para cumplir con el objetivo de un superávit permite intuir que es probable que la meta para el próximo año sea más elevada que el 0.2 por ciento del PIB que propuso originalmente.

Destacó que el hecho de que el objetivo principal del paquete económico para el próximo año sea restablecer un superávit primario confirma un mensaje claro de las autoridades para mantener la estabilidad macroeconómica.

Esto, dijo, es la base para lograr niveles más elevados de crecimiento que redunden en un mayor beneficio a los hogares.

economía
>