Economía

Financiero del Papa
se muda del Banco
del Vaticano

Con el fin de trabajar con mayor cercanía con los integrantes de su equipo, el cardenal australiano George Pell, Ministro de Finanzas del Papa Francisco, se mudó del Banco Vaticano a las oficinas del recién creado secretariado de Economía.
AP
14 abril 2015 17:4 Última actualización 14 abril 2015 17:6
George Pell

George Pell habitó las instalaciones del Banco Vaticano sólo cuatro meses. (AP)

CIUDAD DEL VATICANO.- El ministro de finanzas del papa Francisco está, literalmente, en movimiento.

Cuatro meses después de generar inquietud al instalarse en el Banco del Vaticano, el cardenal George Pell se está mudando a las oficinas permanentes del recién creado secretariado de Economía.

La medida coincide con la vasta reorganización de las estructuras financieras del Vaticano ordenada por el papa Francisco como parte de su reforma administrativa de la Santa Sede. También desecha cualquier duda sobre la autoridad directa de Pell sobre el banco, el cual es dirigido por una comisión de cardenales que reporta directamente al pontífice.

Francisco eligió al australiano de hablar franco para llevar orden y eficiencia a las complicadas finanzas del Vaticano. Pell prometió una nueva era de transparencia, rendición de cuentas y adopción de medidas de contabilidad internacionalmente aceptadas, y se le han dado amplios poderes de supervisión.


Pero el clérigo ha causado molestia entre la vieja guardia de la Santa Sede, y algunos consideraron que su decisión de mudarse a la oficina vacía y espaciosa del presidente del Banco del Vaticano era una muestra simbólica de control sobre la institución. Andrea Tornielli, reportero de la Santa Sede, señaló que la presencia de Pell en el banco pudo haber causado confusión acerca de quién manda ahí realmente, si la comisión de cardenales o él.

Un vocero de Pell confirmó el martes que se está saliendo de dicha oficina en el banco, pero negó que se deba a preocupaciones del Papa o de la comisión de cardenales.

En un comunicado, indicó que la medida le permitirá a Pell trabajar con mayor cercanía y eficiencia con los integrantes de su equipo, que laboraba en una torre en el extremo opuesto de los jardines del Vaticano.

De acuerdo con los nuevos estatutos que entraron en vigor el mes pasado, el secretariado de Economía que dirige Pell está absorbiendo parte de la oficina de la Santa Sede que supervisa los activos financieros del Vaticano y está trasladándose a esas oficinas en el Palacio Apostólico.