Economía

El oro no estará de fiesta

El alza en el precio del metal precioso, impulsada por la devaluación del yuan chino, se desmoronará cuando los inversores se concentren en el plan de la Reserva Federal de EU de elevar las tasas de interés.
Bloomberg
14 agosto 2015 18:11 Última actualización 16 agosto 2015 5:0
oro (Bloomberg/Archivo)

oro (Bloomberg/Archivo)

Guarden el champán, alcistas del oro. Los mejores pronosticadores del metal no prevén que la fiesta vaya a durar mucho más.

Los futuros en Nueva York aumentaron a un ritmo que podría llevar al alza semanal más grande desde mediados de junio hasta el jueves. La sorpresiva devaluación del yuan chino sacudió a los mercados mundiales e hizo crecer la demanda de activos de refugio. Pero los alcistas no deberían esperar que los buenos tiempos se prolonguen, de acuerdo con los analistas de Oversea-Chinese Banking Corp., Itaú Unibanco Holding SA y Barclays Plc.

El alza se desmoronará cuando los inversores presten menos atención a la caída del yuan y se concentren, una vez más, en el plan de la Reserva Federal de elevar las tasas de interés, según Barnabas Gan de OCBC, el pronosticador más certero de metales preciosos en el último trimestre, de acuerdo con los rankings que reunió Bloomberg.

Los precios cayeron más de 4 por ciento desde fines de junio y llegaron al nivel más bajo en cinco años a fines de julio. La baja de este trimestre sería la quinta consecutiva y el período más largo de descensos desde 1997. La perspectiva de un aumento de tasas llevó a los inversores a alejarse del oro, dado que, a diferencia de otros activos, no paga intereses. La baja inflación, el alza de las acciones y un dólar más fuerte también han incidido en los precios.

“El temor está atenuándose conforme se estabiliza el yuan, y las miradas bien podrían volver a posarse en la Fed”, escribió en un correo electrónico Gan, que trabaja en Singapur. “La perspectiva de un aumento de tasas sigue opacando al oro como inversión”.

PERSPECTIVA DE LOS PRECIOS

Los futuros de oro para entrega en diciembre cayeron el jueves 0,7 por ciento, eliminando cinco aumentos consecutivos que conformaron el alza más larga desde mayo. Los precios bajaron luego de que el Banco Popular de China disipó los temores de que se extendieran las guerras monetarias al dar apoyo verbal al yuan.

Gan, que pronostica que la preocupación por la devaluación del yuan seguirá atenuándose, no modificará su perspectiva de que el oro llegará a  mil 50 dólares en diciembre. No es el único que pronostica bajas.

“Las tasas estadounidenses seguirán dominando el mercado y mantendrán al oro bajo presión”, sostuvo Artur Passos, que elabora las perspectivas de los metales en Itaú Unibanco Holding SA y es el segundo pronosticador más certero del lingote. Passos prevé que los precios tocarán mil 60 dólares a fin de año, dijo telefónicamente desde Sao Paulo. El metal tocó el nivel más bajo en cinco años de un millón 73.70 el 24 de julio.

“El tercer trimestre será el más débil”, declaró Dane Davis, analista de Barclays y tercer pronosticador más certero del oro, en una entrevista telefónica desde Nueva York. “El oro subió porque los inversores primero pensaron que la Fed demoraría el aumento de tasas después de la devaluación china, pero eso parece haber pasado”.