Economía

Fed reduce planes de dividendos de cuatro bancos de Wall Street

El fracaso de los bancos para conseguir una aprobación incondicional de la Fed en el primer intento, destaca las distintas percepciones entre las instituciones sobre cuánto capital deben tener para superar otra crisis.
Reuters
12 marzo 2015 8:51 Última actualización 12 marzo 2015 8:51
Módulo especial Wall Street bandera Estados Unidos

Módulo especial Wall Street bandera Estados Unidos

WASHINGTON.- Cuatro importantes bancos de Estados Unidos pasaron con lo justo un examen anual de la Reserva Federal sobre la salud del sector, lo que destaca las persistentes dudas del regulador sobre la fortaleza de Wall Street a más de seis años de la crisis financiera.

Goldman Sachs, Morgan Stanley y JPMorgan Chase & Co, todos con grandes y riesgosas operaciones, bajaron sus aspiraciones para repartir dividendos y recomprar acciones para mantenerse lo suficientemente fuertes para enfrentar una hipotética crisis financiera, dijo el miércoles la Fed.

Los planes revisados les permitieron superar la simulación del banco central estadounidense de una severa recesión.

A Bank of America Corp se le dijo que debía atender mejor a sus controles internos y a sus modelos de datos, pese a que la Fed aprobó sus planes para remunerar a sus accionistas tras las llamadas pruebas de solvencia.

"Bank of America mostró deficiencias de su proceso de planificación de capital", dijo la Fed.

El fracaso de cuatro grandes bancos estadounidenses para conseguir una aprobación incondicional de la Fed en el primer intento, destaca las distintas percepciones entre las instituciones de Wall Street y sus reguladores sobre cuánto capital deben tener para superar otra crisis.

La Fed rechazó además planes para las unidades en Estados Unidos de Deutsche Bank y Santander, en línea con informes de prensa previos.

La objeción se produjo incluso cuando ambos bancos cumplían con los requerimientos de capital mínimo de la Fed, ya que hubo "debilidades generalizadas y sustanciales en sus procesos de planificación de capital", aseguró el banco central.

Citigroup, cuyo presidente ejecutivo Mike Corbat apostó su empleo a no fallar nuevamente las denominadas pruebas de solvencia, se sentirá aliviado al superar los estudios, por lo que puede elevar los pagos a los accionistas tras reprobar el año pasado por segunda vez en tres años.

Las acciones de Citi subieron hasta un 3,2 por ciento en las operaciones electrónicas posteriores al cierre del mercado.