Economía

Fed objeta planes de Deutsche y Santander

Tanto como Deutsche Bank y Santander no podrán hacer ninguna distribución de capital a menos que tengan el permiso de la Reserva Federal de Estados Unidos, la cual establece que su revisión a los planes de capital ayuda a verificar que los bancos
no comprometan su capacidad de financiamiento.
Leticia Hernández
12 marzo 2015 0:23 Última actualización 12 marzo 2015 5:5
Deutsche Bank

El plan de distribución de capital de Deutsche Bank fue objetado por la Reserva Federal de EU. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- En la segunda fase de análisis sobre el manejo de capital de las entidades financieras, la Reserva Federal de Estados Unidos objetó los planes de capital de Deutsche Bank Trust Corporation y Santander Holdings USA, basada en argumentos cualitativos, relativos a la fuerza de los procesos de planificación de capital de las firmas, por lo que estas dos instituciones no podrán hacer ninguna distribución de capital a menos que tengan el consentimiento expreso del banco central.

Si bien no se opuso al plan de capital de Bank of America Corporation, si lo condicionó. El banco requiere presentar un nuevo plan de capital al final del tercer trimestre para abordar ciertas deficiencias en sus procesos de planificación de capital. La Reserva Federal no tuvo objeción en los planes de capital de otros 28 bancos controladores que participaron en el Análisis y Revisión Integral de Capital (CCAR por sus siglas en inglés).

Cuando se considera el plan de capital de una institución, la Reserva Federal toma en cuenta tanto factores cuantitativos como cualitativos. Estos incluyen respectivamente, las razones de capital proyectados por la firma bajo un escenario hipotético de estrés severo en los mercados económicos y financiero y la fuerza de los procesos de planificación de capital de la firma.


En su quinto año, esta revisión evalúa los procesos de planificación de capital y la adecuación de éste entre las controladoras de bancos más grandes establecidos en Estados Unidos, incluyendo las acciones planeadas de capital como pago de dividendos, recompra de acciones y emisiones. Fuertes niveles de capital actúan como un colchón para absorber las pérdidas y ayudar a un mejor aseguramiento de que las entidades bancarias tienen la capacidad para otorgar préstamos a hogares y empresas incluso en momentos de tensión financiera.

“Nuestra revisión del plan de capital ayuda a garantizar que los planes de distribución de capital de los bancos grandes no comprometan su capacidad de continuar financiando corporaciones u hogares, incluso durante un periodo de grave estrés financiero”, explicó Daniel K. Tarullo, gobernador de la Reserva Federal en un
comunicado.