Economía

Fed iniciará en octubre reducción de hoja de balance

La Reserva Federal mantuvo este miércoles sin cambios la tasa de interés, y anunció el periodo en el que iniciará el programa de normalización el balance.
Redacción
20 septiembre 2017 13:2 Última actualización 20 septiembre 2017 13:16
Edificio de la Fed (Bloomberg)

Edificio de la Fed (Bloomberg)

La Reserva Federal (Fed) mantuvo este miércoles sin cambio su tasa de interés, en línea con lo esperado por el mercado, y anunció que en octubre iniciará la reducción de la hoja de balance.

La Reserva Federal de Estados Unidos, en la encrucijada de una inflación débil y una economía mundial cada vez más fuerte, decidió esperar para ajustar la tasa, que quedó en un nivel de 1 - 1.25 por ciento.

Sin embargo, indicó que aún espera un alza más en el año pese a un escenario con una inflación débil.

El plan para la reducción abarca cerca de 4.2 billones de dólares de inversiones en bonos gubernamentales y papeles respaldados por hipotecas, que acumuló cuando respondió a la crisis financiera de 2007-2009.

El programa, que los mercados ya han anticipado y que no se espera que tenga un impacto inmediato, limitará el dinero de los bonos que maduran que se usa para comprar nueva deuda.

El recorte inicial a la reinversión será de 10 mil millones de dólares mensuales.

Las nuevas previsiones entregadas tras dos días de reunión del banco central de Estados Unidos mostraron que 11 de los 16 funcionarios consideran "apropiado" que la tasa de los fondos federales llegué a un rango entre 1.25 por ciento y 1.50 por ciento a fin de año, un cuarto de punto porcentual sobre el nivel actual.

"El mercado laboral siguió fortaleciéndose (...) la actividad económica ha aumentado moderadamente en lo que va del año", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria, en el que agregó que el panorama económico es "en general equilibrado", pero que está monitoreando de cerca la inflación.

El panorama de tasas para el próximo año se mantuvo en general sin cambios, con expectativas de tres aumentos.

¿POR QUÉ CRECIÓ LA HOJA DE BALANCE?

Tras la crisis financiera que explotó en 2008, la Fed, como un instrumento de política monetaria, lanzó un estímulo que consistió en comprar a bancos comerciales e instituciones financieras bonos del Tesoro y bonos respaldados por hipotecas.

Esta medida, no convencional, tuvo como objetivo dotar de liquidez a los inversionistas, para que éstos lo utilizaran en actividades productivas y así estimular la economía.

Es decir, los bancos recibían dinero a cambio de bonos.

A este mecanismo se le denominó Quantitative Easing (QE) y fueron cuatro rondas en total, que finalizaron en 2013.

Dicho mecanismo ocasionó que la Fed acumulara en su balance bonos con un valor de al menos 4 mil 500 millones de dólares, los cuales fueron pagados con dinero fresco impreso por el Banco Central.

¿CUÁL ES EL PLAN?

La Fed ahora busca reducir su hoja de balance, es decir, recoger dinero del mercado a cambio de liquidar los bonos que posee.

El Banco Central reinvertirá en el mercado parte del dinero que recibe por los bonos de los QE, sin embargo, no todo, sólo una parte. Iniciará con 10 mil millones de dólares al mes.

Lo que dice la Fed es que conforme vaya pasando el tiempo, irá reduciendo su hoja de balance.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?

De acuerdo con analistas, uno de los principales riesgos es un aumento de la volatilidad, de la misma forma que ocurrió con el inicio de las alzas a la tasa de referencia.

Cuando la Fed anunció el término de los incentivos cuantitativos hubo volatilidad, pero después se recuperaron los mercados, lo mismo sucedió con el inicio del incremento de tasas.

"Siempre, cuando se hace el anuncio, los mercados lo resienten, pero después lo descuentan porque los movimientos han sido ordenados”, precisó Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex.

Por otra parte, la reducción de dicha hoja de balance implica el retiro de dinero en el mercado, lo que podría provocar un freno en la actividad económica.

Ante ello, la gradualidad y predictibilidad del procedimiento será clave, coinciden analistas.

Con información de Reuters