Economía

Fed debería ser "paciente" en subir tasas de interés: Charles Evans

El jefe de la Fed de Chicago indicó que está a favor de que la Reserva Federal retrase el inicio de las alzas en las tasas de interés, puesto que correo el riesgo de ahogar la recuperación económica de Estados Unidos si éstas son aumentadas prematuramente. 
Reuters
24 septiembre 2014 16:57 Última actualización 24 septiembre 2014 16:57
Charles Evans

Charles Evans, de la Fed de Chicago, a favor de retrasar el alza en las tasas de interés. (Bloomberg)

WASHINGTON.- La Reserva Federal debería ser "excepcionalmente paciente" en retirar sus estímulos de política monetaria, dijo hoy Charles Evans, jefe de la Fed de Chicago, quien afirmó que incluso si hacerlo permite que la inflación supere modestamente la meta establecida del 2 por ciento.

"Estoy muy incómodo con los pedidos para subir nuestra tasa de política más temprano que tarde; favorezco retrasar el inicio de las alzas hasta que esté más seguro de que tenemos el suficiente impulso hacia nuestras metas de políticas", dijo el jefe de la Fed de Chicago en una conferencia del Peterson Institute. 

El mayor riesgo que enfrenta la Fed es ahogar la recuperación económica al subir prematuramente las tasas de interés, aseguró. Elevar las tasas, cuando se produzca, debería ser "relativamente de a poco por un tiempo" para permitir que la Fed evalúe la capacidad de la economía para resistir una política monetaria más restrictiva.


La Fed ha mantenido las tasas de interés en cerca de cero desde diciembre del 2008. Aunque la mayoría de las autoridades de la Fed concuerdan en que las tasas deberían comenzar a subir el próximo año, el momento exacto se mantiene como un fuerte punto de debate.

Evans, quien tendrá derecho a voto el próximo año en el panel de la Fed que fija la política monetaria, dijo que esperaba que la economía alcance el pleno empleo antes de que la inflación claramente retorne a la meta de 2 por ciento establecida por el banco central.

Aseguró que alcanzar esa meta probablemente tomaría más de dos años.

"Estoy nervioso de que no exista demasiado impulso alcista en la inflación como me gustaría", aseguró Evans a periodistas tras el discurso.